LG G Watch, opinión y primeras impresiones

lg_g_watch_contacto

 

El LG G Watch, con Android Wear, ¿puede ser el SmartWatch definitivo para tu Smartphone Android? Esta mañana ha llegado a nuestro laboratorio y ya esta tarde lo he fijado a mi muñeca para no perderlo de vista en ningún momento: la prueba de producto ya ha comenzado.

A mis espaldas llevo ya la prueba de los relojes inteligentes (el de Sony y el de Samsung), y hasta la llegada del G Watch mi favorito siempre había sido el Galaxy Gear. ¿Cambiará mi perspectiva? Todo apunta a que sí, por que el sistema de notificaciones es como a mi me gusta, sin necesidad de instalar aplicaciones dedicas.

El G Watch de LG es resistente al agua y a la suciedad, trae pantalla de cristal, parte del perfil es metálico y la zona trasera de plástico (lo parece) cuenta con una conexión dedicada para cuando acoplamos la base de carga. Los acabados de este reloj me gustan, y más aún tras saber que la correa es estándar y se puede utilizar cualquier otra si no nos gusta la que nos ha incluido LG: aunque yo no la cambiaría.

Tras abrir la caja, retirar los accesorios y disponerme a encender el G Watch, la sorpresa ha llamado a mi puerta al no ver un  botón para enceder la unidad o desbloquear la pantalla: lo único que hay en el perímetro del dispositivo es un micrófono ubicado en el lado inferior. En otras palabras, el manejo es completamente táctil (tocando dos veces sobre la pantalla) o diciendo “OK Google”. ¡Qué modernidad! Bromas a parte, no se echará en falta ningún botón, y para la primera puesta en marcha del reloj solamente tendremos que acoplarlo a la base de carga.

A título personal, me gusta mucho el sistema de carga para este gadget, una base de carga imantada que facilita mucho las cosas a la hora de reponer la energía de la batería de 400mAh del G Watch: en uno de los lados de la base hay una conexión micro USB donde se conecta el cargador estándar incluido por LG.

Al encenderse el G Watch ya se  pide la instalación de la app “Android Wear” en nuestro teléfono, y mientras tanto en la pantalla del reloj aparece un mensaje advirtiendo que hay algún tipo de descarga/instalación en marcha:  hasta tener el SmartWatch operativo al 100% ha pasado más tiempo del que cabría esperar, pero todo ha ido como la seda.

Una de las cosas que me preocupaba es que al sincronizar el G Watch con mi LG G3, el consumo de energía del teléfono aumentará más de lo deseado. Pero, por el momento, nada me hace pensar que será un problema tener el reloj conectado todo el día. Evidentemente, no llevo ni medio día de pruebas, por lo que sería prematuro sacar conclusiones respecto a esto.

Continue reading “LG G Watch, opinión y primeras impresiones”