La cámara del Samsung Galaxy S7 Edge: esto es lo que puede hacer

samsung_galaxy_s7_edge_3

Apenas hace unos días dejé atrás el Mobile World Congress 2016, y ya tengo en mi mesa de pruebas el Galaxy S7 Edge, la estrella de Samsung para este año. ¿De qué voy a hablar? A falta de ultimar las ultimas pruebas, sí estoy en condiciones de dar un buen repaso a las cualidades de la cámara frontal y de la cámara trasera.

Llevo unos días evaluando otro gran terminal, que fue anunciado en 2015, quedando el listón muy alto para la nueva generación Galaxy S Series. Sin embargo, y tras estar un buen número de horas manejando la función de cámara del terminal de Samsung, creo estar en condiciones para transmitir mis impresiones.

 La cámara frontal

Una de las sorpresas que me he encontrado con la cámara frontal del Galaxy S7 tiene que ver con la óptica, la cual contará con una apertura F1.7, lo que garantiza una mayor captura de luz aún con condiciones de iluminación poco favorables: la foto se ve clara, está más que probado, aunque eso no evitará una pérdida de nitidez.

Si echamos un vistazo a la lente, al menos basándome en mi experiencia, no se puede decir que sea sencilla a nivel estructural. Por otro lado, y teniendo en cuenta el precio del terminal, me hubiera gustado ver una cámara para selfies de al menos 8MP de máxima resolución: en este móvil de Samsung, si adoptamos un ratio de imagen 16:9, no obtendremos más de 3,8MP.

A los amantes de las selfies les gustará mucho el sistema de captura automática implementado por la marca: en apenas un par de segundos, el teléfono reconoce nuestra mano y toma la fotografía otros dos segundos después.

Las fotografías de muestra, a 3,8MP de resolución, han ocupado un espacio en memoria entre 1,4MB y 2,1MB, siempre en escenarios con una composición compleja y buena iluminación. ¿Qué prestaciones traerá el Galaxy S7 Edge a la hora de grabar vídeo?

Puedes seguir leyendo el artículo en PcWorld