Análisis UHANS U200: guiño low cost a los teléfonos Vertu

uhans_u200_1

¿Qué Smartphone chino podrías comprar por 130 dólares? Pues uno como éste, el UHANS U200, un guiño a los emblemáticos teléfonos Vertu: claro está, en este caso se trata de un producto low cost que, a pesar de todo, se defiende bastante bien en las funciones en las que lo he puesto a prueba.

UHANS no es una marca tan conocida como Xiaomi, Meizu o Elephone, pero no he podido resistirme a la tentación de saber hasta dónde podía llegar la segunda generación de este modelo de terminal.

Diseño y construcción

En la cara frontal de cristal, donde ya viene montada una fina lámina protectora, destaca la pantalla LG de 5″ y resolución HD, que durante los días de uso del terminal he podido comprobar que exhibe una buena nitidez de imagen. Además, gracias a la tecnología MiraVision se pueden realizar ajustes sobre la temperatura de color, saturación, contraste, entre otros.

En este teléfono móvil se apuesta por alojar las teclas de Android fuera de la pantalla. ¿Qué encontramos en el margen superior del frontal? El auricular, la cámara para selfies de 5MP y, junto a la esquina derecha, el LED de notificaciones (que se ilumina por defecto en color azul).

Visto de lado, ya se advierte que el diseño del teléfono huye de convencionalismos, mezclándose un acabado metálico con partes de plástico, las cuales traen un particular dibujo en relieve. Los botones laterales tiene un acabado cromado y un diseño hexagonal.

El U200 no es un producto ligero, todo lo contrario, sus 207 gramos de peso se hacen notar. ¿Resulta ser un problema? No lo ha sido para mí, aunque sí es llamativo teniendo en cuenta que la tendencia es la de aligerar este tipo de gadgets. También se sale de lo habitual el perfil de 12,5 mm de grosor.

En el lado superior se han concentrado la conexión de 3.5 mm para auriculares y el puerto micro USB: los encontraremos tras dos cubiertas que, aunque bien disimuladas, no terminan de convencerme. Podría ser que, con el paso del tiempo, acabaran cediendo y no cerrando de forma apropiada.

Al darle la vuelta, se sigue mostrando lo peculiar que resulta este terminal en acabados, teóricamente con cuero genuino: tras estudiar la superficie con esmero, y deslizar el dedo sobre ella, el resultado me ha parecido que no termina de estar mal del todo. La zona en la que está la cámara trasera es muy llamativa pero, al tacto, se nota que es de un material sencillo.

En el UHANS U200 habrá una cubierta posterior, lo que implica libre extracción de la batería y acceso a tres ranuras: para una SIM estándar, una micro SIM y una tarjeta de memoria micro SD (de hasta 64GB).

Sigue leyendo el artículo en PCWorld