La experiencia Honor 5X y el evento de presentación en Alemania

honor_5x_1

Hay días que no son iguales a los anteriores, que rompen toda rutina prestablecida, y hoy era de aquellas jornadas que a uno le apetece vivir de vez en cuando: Honor ha presentado a los medios europeos el Honor 5X, un Smartphone de gama media con un precio ajustado a los 230 euros y unas prestaciones nada desdeñables.

Tras algo más de dos horas de vuelo, el avión nos ha dejado en las afueras de Múnich, desde donde ha sido preciso desplazarse en autobús hasta el lugar de celebración de la presentación de producto. Por todas partes se pregonaba el modelo del terminal, el Honor 5x, ya fuera en la particular entrada al recinto (en forma de contenedor) o en las palabras dibujadas en las paredes del interior del local.

En la planta “baja” se nos han presentado algunas cifras sobre la marca, una declaración de intenciones por parte de Honor (por ejemplo las relativas a la distribución del producto en grandes e-tailers), y por supuesto no ha faltado una extensa introducción a las principales características del terminal:

  • Se ha destacado la terminación metálica del cuerpo del dispositivo, para darle ese toque premium que se encuentra en algunos móviles chinos en la franja de precios comprendida entre los 180 y los 250 euros.
  • No ha faltado hacer hincapié a la asignación de 5 huellas digitales a 5 aplicaciones frecuentes que el propietario quiera definir. El sensor promete ser rápido y efectivo, aunque es algo que se deberá probar a conciencia con el producto recibido para pruebas.

A Honor le ha faltado afinar en algunas cosas, relacionadas con la organización del evento, pero no ha fallado a la hora de dar acceso a los periodistas a samples del Honor 5x, para poder preparar algo de material audiovisual. A lo largo y ancho de dos niveles superiores, se ha dispuesto una zona de entrevistas y una zona de demostración con un muy buen número de teléfonos móviles, listos para transmitir unas impresiones iniciales.

Yo no he desaprovechado la oportunidad de tomar unas secuencias, con la ayuda de una compañera de profesión del grupo IDG: una primera toma de contacto antes de poder traer, en unos días, la review completa y detallada del teléfono. Y para rizar el rizo, he tenido las oportunidad de sentarme unos pocos minutos con Zhao Gang, “Head of Honor Overseas Business”.

La jornada ha pasado volando, sobretodo por la fortuna de poder compartir impresiones con grandes profesionales del periodismo como son Francisco Bracero (La Vanguardia), Pilar Enériz (El Periódico), Marta Pérez (IDG) o Jaume Lahoz (Andro4All). Un ambiente distendido para encontrarse con aquellos con los que uno no siempre tiene la oportunidad de debatir y conversar sobre temas de tecnología y de otros ámbitos.

¿Qué esconde el Honor 5x en sus tripas? El teléfono está en línea con lo que cabe esperar de un producto de gama media de 230 euros de PVPR: e incluso me atrevería a decir que se va un paso más allá.

Lo más llamativo del teléfono ya lo he comentado al comienzo de este artículo: el acabado metálico del cuerpo, que no permite acceder a la batería integrada de 3000mAh de capacidad. ¿Por qué conformarse con un cuerpo de plástico? También será de agradecer, para conferir un extra en seguridad, la incorporación de un sensor de huella dactilar.

Para ir en línea con teléfonos móviles de precio similar, el Honor 5X viene con 2GB de RAM, procesador de 8 núcleos, pantalla IPS FULL HD de 5,5″ y una cámara trasera de 13MP. A priori, y por lo poco que he visto al manejar el terminal en el espacio de demos, la experiencia de manejo no debería defraudarnos. Ya el año pasado quedé muy contento con el Honor 6+, del que yo mismo destaqué su fantástica cámara con doble óptica trasera.

El resto de especificaciones del producto son las siguientes:

  • 16GB de memoria interna total.
  • Compatibilidad con redes 4G, Bluetooth 4.1 y Wi-Fi.
  • Cámara frontal de 5MP.
  • 158 gramos de peso y 8,15 mm de grosor.
  • Sistema operativo Android 5.1 con Interfaz EMUI 3.1.
  • Dual-SIM (Nano SIM y micro SIM).
  • Admite tarjeta micro SD (hasta 128GB).

Al finalizar el evento, el premio final no podía ser otro que descansar unos minutos en el hotel, que no ha estado nada mal, y poder ir a cenar con los compañeros más allegados para discutir y charlar de forma distendida. Mañana toca volver a la realidad, aterrizar en mi caso en Barcelona, y seguir trabajando con los productos nuevos que han llegado a mi particular banco de pruebas.

Los viajes, la mayoría de ellos, son para disfrutar y romper con la rutina diaria.