Prada 3.0 by LG, anunciado en 2011 | Historia Telefonía Móvil

En el mundo de la moda, la palabra “Prada” está asociada al lujo, y eso es lo que pretendía LG con el lanzamiento de su tercera generación de teléfono móvil PRADA, esta vez con sistema operativo Android.

El LG Prada 3.0 contaba con un estilo característico y la palabra PRADA destacando en el margen superior de la cara frontal. El teléfono traía una pantalla IPS LCD de 4,3″, 800-nit de brillo y resolución de 480×800 pixeles, bajo la cual se disimulaban los 4 botones táctiles retro-iluminados para manejar el sistema operativo.

El Prada 3,0 tenía un grosor de 8,5 mm y un peso de 138 gramos, cuyo perfil se había embellecido con una superficie cromada. En el lado izquierdo no había más que dos botones para ajustar el volumen del sonido, mientras que en el derecho se había decidido dejar una superficie sin ningún tipo de elemento o conexión.

En el lado superior se concentran el puerto micro USB, protegido por una cubierta deslizante; el conector para auriculares, el botón para apagar/encender la pantalla y, curiosamente, también encontraremos el botón de cámara de fotografías.

Al darle la vuelta al terminal podíamos advertir una textura muy particular para el acabado de la cubierta trasera, de plástico pero con una superficie en claro relieve: bajo ella se escondía la batería extraíble de 1540mAh.

El LG Prada 3.0 contaba originalmente con sistema operativo Android Gingerbread, versión 2.3.7, con una capa de personalización a medida, ya fuera por el fondo de pantalla predeterminado, el diseño de los iconos, y el llamativo uso de tonos oscuros.

A nivel técnico, este teléfono venía con un procesador Texas Instruments 4430 de doble núcleo a 1GHz, 1GB de RAM, 8GB de memoria interna total y capacidad para ampliar el almacenamiento con una tarjeta micro SD de hasta 32GB. No faltaría conectividad Bluetooth 3.0 y Wi-Fi para cumplir el mínimo en conectividad inalámbrica.

Por otro lado, el Prada 3.0 contaba con una cámara trasera de 8MP para fotografía, con autoenfoque y variedad de ajustes de imagen para adaptarse a las condiciones de iluminación y tipo de escena. En grabación de video se alcanzaba una resolución máxima de 1280×720 pixeles.

LG y Prada se unieron para traer esta nueva generación de terminales PRADA, nacida para aportar modernidad y distinción, y ser también un producto único.