Reencuentro con el BlackBerry Classic

El cambio de un BlackBerry Passport a un BlackBerry Classic se nota, aunque no solamente en los relativo a beneficios que se pierden sino también con respecto a ventajas derivadas del uso de un producto más acotado en dimensiones.

El Classic es ciertamente un producto súper compacto, y eso contribuye notablemente en lo siguiente:

  • Se llega bastante bien a cualquier punto de la pantalla y se puede escribir un mensaje con cierta agilidad utilizando una sola mano.
  • Ocupa menos espacio en cualquier lugar, sobre en el bolsillo del pantalón o bolsillo interior de una chaqueta.
  • Y el terminal se agarrará con firmeza y quedará mejor envuelto en la mano.

Diseño  manejo

No hay duda de que el BlackBerry Classic es un Smartphone bien realizado. La pantalla está protegida por cristal Corning Gorilla Glass y la estructura cuenta con la firmeza y durabilidad propias del acero inoxidable. La zona posterior, aunque es de plástico, permite un buen agarre gracias a su diseño, reduciéndose el efecto deslizante típico de superficies lisas y pulidas.

En el lateral izquierdo están accesibles las bandejas para la tarjeta nano SIM y tarjeta de memoria micro SD.

Es innegable que el teclado no es tan ancho como el del Passport, y que conviene algo de tiempo de acondicionamiento a las nuevas medidas, pero sigue siendo una de las mejores opciones para escribir rápido y de forma precisa, y sobretodo si uno anda todo el día redactando correo electrónico, editando textos o mandando mensajes instantáneos. El diseño del teclado es sobresaliente.

blackberry_classic_3

Una de las cosas chocantes del Classic es tener a mano el trackpad, un botón de retroceso y un botón de menú. El trackpad resulta ser una buena opción para desplazarse por el listado o propio contenido de los mensajes de correo, aunque también es un substituto de la función táctil de la pantalla: podremos desplazarnos por la interfaz y sus opciones con bastante comodidad tras un poco de práctica.

La botón de retroceso cumplirá la función que indica su nombre, pero también puede incluso cerrar aplicaciones abiertas. Y la tecla de menú, tal como indica, permitirá acceder a los menús de las aplicaciones o incluso mostrar los accesos rápidos a funciones.

Con el uso, uno se vuelve a acostumbrar a esos accesos mecánicos que, en muchas situaciones, evitarán la necesidad de tocar sobre la pantalla.

Funciones y uso

El BlackBerry Classic no es un teléfono pensado para descargar y disfrutar de variedad de aplicaciones y juegos, por mucho que se tenga a mano la tienda de apps de Amazon o por mucho que se puedan instalar archivos APK, pero para mi uso el terminal cumple con mis necesidades diarias:

  • Tengo a mano un buen reproductor de música que, junto con mis auriculares NoonTec y RHA, me permite disfrutar de la música que tengo almacenada en la memoria. Incluso hay disponible algunos modos de sonido.
  • No me falta el acceso a las redes sociales principales, Facebook y Twitter, puedo disfrutar del servicio de mensajería de WhatsApp y gestionar sin problemas mi cuenta de LinkedIn.
  • Tengo un completo y funcional editor de imágenes, para aplicar efectos, ajustar valores como el brillo, el balance de blancos o el contraste, o recortar la imagen.
  • Puedo acceder libremente a los archivos almacenados en la memoria del Classic o algún servicio en la nube como Box o Dropbox.

Pasar del BlackBerry Passport al Classic se nota sobretodo cuando es momento de explorar páginas web. Se cambia de un espacio de 4,5″ a uno de 3,5″, aunque no pierdo agilidad a la hora de cargar y desplazarme por los contenidos por mucho que, por desgracia, el Classic incorpore solamente un procesador de doble núcleo a 1,5Ghz. Al menos la memoria RAM es de 2GB. No hago uso intensivo de esta función y, por tanto, no noto tanto las diferencias con respecto al Passport.

¿Que otra característica me beneficia en el desarrollo de mi trabajo o en el disfrute de mi tiempo libre? La autonomía que es capaz de proporcionar la batería integrada de 2515mAh. Lo tengo comprobado, puedo llegar perfectamente al día y medio de uso, con el modo avión activado durante las horas de sueño (7h).

blackberry_classic_9

La comodidad de manejo del Classic es evidente, incluso si se compara con un terminal con interacción 100% táctil, aunque soy consciente de que las prestaciones de la cámara posterior son inferiores con respecto al Passport: la resolución máxima en fotografía es de 8MP, no tengo grabación de video en FULL HD a 60 fps, no tengo estabilizador óptico de imagen y la apertura pasa de ser de F2.0 a F2.2. Pero, a pesar de todo, con unas condiciones de iluminación apropiadas, la cámara trasera sigue proporcionando unas imágenes con una gran nitidez.

Conclusión

Es indiscutible que el Classic es de menor categoría, si lo comparamos con el Passport, y que las prestaciones no son de última generación, pero en realidad, para mi día a día, es un Smartphone que se adapta realmente bien a mis necesidades.