Nokia y Carl Zeiss: N8, 808 PureView, Lumia 1020 y Lumia 1520

La sinergia entre Nokia y Carl Zeiss (ahora solo Zeiss) siempre ha dado como resultado el desarrollo de teléfonos móviles con grandes virtudes y capacidades para utilizarse como cámara de fotografías digital.

Aunque fue a partir del Nokia N8 cuando el salto cualitativo fue muy evidente en cuanto a calidad y definición de imagen, y grabación de video también. ¿Quieres conocer la evolución de Nokia y de las ópticas Zeiss para smartphones? Puedes echar un vistazo al video de entrada o leer la información que acompaña a esta entrada.

Nokia N8 – el primero en grabar video en HD

El Nokia N8 traía un magnífico cuerpo metálico, con los extremos de plástico, en cuyo frontal destacaba la pantalla capacitiva de 3,5″,  un único botón mecánico, además de una cámara de baja resolución.

Desde el lado izquierdo se podía insertar la SIM y una tarjeta micro SD, esta última para complementar los 16GB de memoria interna. En el lado derecho destacaba el amplio botón de cámara, para enfocar y capturar, y un botón deslizante para bloquear y desbloquear la pantalla. En el lado superior destacaría una salida HDMI, práctico para conectar el teléfono a una televisión y poder compartir contenido multimedia.

El Nokia N8, que pesaba 135 gramos, venía con sistema operativo Symbian ^3, evolucionado de las Series S60, que prometía mejoras importantes, incluyéndose escritorios para la pantalla de inicio con el fin de incluir widgets y un modernizado menú de aplicaciones.

nokian8_1

El terminal, con batería integrada de 1200mAh y autonomía estimaa en llamadas de hasta casi 6h en redes 3G, contaba con conectividad Bluetooth y Wi-Fi, Radio FM y tecnología de sonido de Dolby, además de la capacidad para ampliar la memoria interna con una tarjeta micro SD de hasta 32GB.

La cámara trasera era el principal valor para el N8, pues tenía óptica Carl Zeiss, apertura F2.8, longitud focal de 5,4 y un formidable flash de Xenon para mejorar en mucho las cualidades que ofrecía un flash de tipo LED. En calidad de imagen era el mejor en su momento, para mí más que suficiente para utlizarlo en viajes durante 3 años. No solamente traía una resolución en fotografía de 12MP sino que grababa secuencias en HD a 1280×720 pixeles.

El Nokia N8 fue mi cámara digital para muchos de mis viajes y escapadas, en localizaciones como Milán, Menorca y Amsterdam.

Nokia 808 PureView – resolución en fotografía para traspasar fronteras

En Febrero de 2012, Nokia dio la campanada al anunciar el 808 PureView, un terminal revolucionario en cámaras móviles para Smartphones.

El frontal estaba protegido por Gorilla Glass y en el se encontraba una pantalla AMOLED de 4″ y resolución de 640×360 pixeles. Este smartphone, con 169 gramos de peso y notable grosor, contaba con un botón dedicado para la función de cámara y botón deslizante para bloquear y desbloquear la pantalla. En el lado superior se incorporaba una salida HDMI, al igual que en el modelo N8.

En la zona posterior, con cubierta extraíble para entre otras cosas acceder a la batería de 1400mAh, sobresalía y llamaba la atención el enorme objetivo con sensor de 41MP: nadie podía pasar por alto ese detalle, impactante, que condicionaría el diseño del producto.

El 808 PureView traía el evolucionado Symbian 3, Nokia Belle, con una interfaz muy parecida a la que ya se veía en el Nokia N8, aunque modernizando iconos, trayendo nuevas aplicaciones y mejorando el rendimiento del terminal.

Este smartphone contaba con 16GB de memoria interna, a complentar con una tarjeta micro SD de hasta 32GB, y también con conectividad Bluetooth, Wi-Fi y NFC.  Este celular era incluso compatible con DLNA, tecnología para compartir contenidos audiovisuales de forma inalámbrica.

El dispositivo contaba también con tecnología de sonido Dolby Digital Plus, lo cual lo hacía ideal para conectarse a un sistema home cinema por HDMI y disfrutar de Cine en Casa con sonido multicanal.

nokia808pureview_3

El 808 PureView se podía considerar como una auténtica cámara digital compacta, con sensor de 41MP para obtener fotografías hasta un máximo de 38MP de resolución (ratio de imagen 4:3). La interfaz de cámara era realmente muy completa en ajustes disponibles, permitiendo manejar el balance de blancos, el valor ISO, nivel de exposición o incluso por el hecho de contar con varias modalidades de captura. Con el “modo creativo” se podía establecer tres configuraciones: en cada una de ellas se podía obtener fotografías a máxima resolución; o se podía jugar con el sensor y obtener un zoom de hasta 3 aumentos en fotografía y 4 aumentos en vídeos en FHD (la resolución máxima en fotografía tenía un tope de 8MP).

La longitud focal de la cámara trasera era de 8.02 mm, se contaba con una apertura F2.4 y por supuesto se contaba con enfoque manual tocando sobre la pantalla. De nuevo, el propietario del terminal se beneficiaba de las cualidades en iluminación de un flash de Xenon.

El 808 PureView me acompañó en uno de mis mejores viajes de vacaciones, en Malasia, donde pude obtener auténticas maravillas en foto a una resolución de 34MP con ratio de imagen 16:9. Una de ellas la tengo en tamaño mural. En mi opinión, el 808 PureView es un producto único y digno de ser recordado en la historia de la telefonía móvil.

Nokia Lumia 1020 – un 808 PureView con sistema operativo competitivo

En 2013 se anunciaría el Lumia 1020, que heredaba las cualidades en fotografía del 808 PureView. Este smartphone traía un cuerpo unibody de policarbonato, con frontal Corning Gorilla Glass 3, botones táctiles bajo la pantalla OLED de 4,5″, y cámara delantera de 1,3MP.

El teléfono, con 158 gramos de peso, traía un perfil curvado y ergonómico, altavoz en el lado inferior, y un lado derecho en el que se seguía manteniendo un botón dedicado para la función de cámara. En el lado superior estaba el acceso para la SIM, aunque debiéndose emplear una herramienta especial incluida en el paquete de venta.

Al darle la vuelta al Lumia 1020 se podía advertir fácilmente el protagonismo de la cámara trasera con óptica Zeiss y sensor de 41MP, además de seguir contando con un flash de Xenon: a diferencia del 808 PureView, se había reducido considerablemente el espacio que ocuparía la óptica, de forma que se lograba un diseño más estilizado y compensado.

Lumia1020_cam

En esta ocasión, la mejor cámara del mercado también contaba con un sistema operativo más potente que el Symbian del 808 PureView. Con Windows Phone se multiplicaba la funcionalidad y utilidad del Lumia 1020 más allá de las cualidades en fotografías.

El sistema operativo de Microsoft brindaría mayores opciones al usuario en campos clave como el acceso e interacción en las redes sociales, juegos, y sobretodo la excelente experiencia que se obtenía al explorar páginas web. El terminal también contaba con un procesador Qualcomm de doble núcleo a 1,5Ghz, 2GB de RAM, ediciones especiales con 64GB de memoria interna, y conectividad NFC, Bluetooth y Wi-Fi.

Este celular de Nokia volvería a ser toda una revelación en fotografía gracias a su cámara trasera con sensor de 41MP, con óptica de 6 lentes, apertura f2.2, distancia focal de 26 mm y estabilizador óptico de imagen.

El Lumia 1020, gracias al sensor, permitía disfrutar un zoom lossless de hasta 3 aumentos en fotografía y 6 aumentos en grabación de video, todo un acierto para captar mejor ciertos detalles en objetos. La resolucuón máxima en fotografía sería de 38MP, almacenádose automáticamente una copia a 5MP, más manejable para compartir en redes sociales, mensajería instantánea o correo electrónico.

En grabación de video se alcanzaba una resolución de 1920×1080 pixeles y se podía disfrutar de un sonido de alta calidad con efecto envolvente gracias a la tecnología Lumia Rich Recording. Este fue el terminal elegido para mi inolvidable experiencia en Japón.

Nokia Lumia 1520 – Gran pantalla y gran cámara

En el último trimestre de 2013, Nokia anunció su smartphone más grande, el Lumia 1520. Destacaba en su frontal de cristal Gorilla Glass 2, con una gran pantalla FHD IPS de 6″, botones retroilumados en el margen inferior y cámara delantera de 1,2MP.

En el lado izquierdo se hallaban los compartimentos para tarjeta SIM y micro SD, puerto micro USB en el lado inferior, y en el lado derecho se continuaba contando un botón dedicado para la función fotográfica. Mientras que en el lado superior solamente se encontraba la entrada para auriculares.

El Nokia Lumia 1520
El Nokia Lumia 1520

El Lumia 1520 contaba con una cubierta trasera de plástico policarbonato, en la que se podía distinguir un altavoz y el objetivo de la cámara posterior Zeiss de 20MP: en esta ocasión el flash era de tipo LED.

Este smartphone no suponía una evolución respecto al Lumia 1020, pero lo he considerado en este artículo debido a que supera con creces el tamaño de pantalla de los terminales Lumia presentados hasta ese momento. El sistema operativo seguiría siendo Windows Phone, y a nivel técnico el terminal destacaba por su procesador Qualcom Snapdragon 800 de cuatro núcleos a 2,2Ghz, batería integrada de 3400mAh para garantizar una longeva autonomía, memoria interna de 32GB a complementar con una tarjeta micro SD de hasta 64GB, conectividad Bluetooth, WiFi y NFC, y un contundente peso de 209 gramos.

Un producto perfecto para cumplir funciones de GPS, pero también excelente para fotografía gracias a la cámara trasera con óptica Zeiss de 6 lentes, apertura f2.4, estabilizador óptico de imagen y distancia focal de 26mm.

El Lumia 1520 también podía aprovechar el tamaño del sensor y la tecnología PureView para lograr un efecto de zoom de dos aumentos en fotografía y de tres aumentos en grabación de video. Además, gracias a los 4 micrófonos integrados, se lograba un sonido de calidad y con efecto envolvente.

Nokia N8, 808 PureView Lumia 1020 y Lumia 1520, cuatro grandes móviles con óptica Zeiss, inolvidables terminales que han superado con creces las capacidades en fotografía de cualquier smartphone con IOS, Android o BlackBerry OS.