¿Samsung Galaxy S6 o Galaxy S6 Edge? ¿Cuál nos conviene comprar?

Que Samsung se haya superado de una generación a otra es evidente, solo hay que comparar físicamente al Galaxy S5 con el Galaxy S6 para comenzar a entrever la evolución. Pero el comprador se sentirá aún más indeciso de lo normal al tener que enfrentarse a un dilema evidente. ¿Smartphone con pantalla curva o smartphone con pantalla “convencional”?

El Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge pondrán a prueba las preferencias en diseño del fiel y nuevo fan de productos Samsung, pues a nivel técnico se puede decir que estamos ante el mismo dispositivo. Llevándolo al extremo, sería como elegir entre un coche con llantas de serie o uno con llantas deportivas de 18″.

El diseño, la pantalla y los acabados

La única diferencia real, e importante, reside en el hecho de que el Galaxy S6 Edge trae un frontal curvado en los flancos derecho e izquierdo, hecho que, por desgracia, encarece el producto. ¿Quieres un producto distintivo? Es obvio que elegir el Edge marcará el camino a seguir.

s6_vs_s6edge_2 s6_vs_s6edge

¿Qué ventajas e inconvenientes trae un frontal curvado?

  • Es importante saber que la pantalla no alcanza a ocupar toda la curva, sino solamente una parte de ella.
  • La curva sí aporta cierto grado de inmersión al visualizar contenidos, pero no es una experiencia exageradamente espectacular y, sinceramente, no merece la pena apostar por el Edge por este simple detalle.
  • La curva lateral reduce la capacidad de agarrar el terminal al levantarlo verticalmente con comodidad, sobretodo cuando éste se encuentra en una superficie 100% rígida. ¿Por qué? Se reduce aún más el perfil del teléfono, comparado con el Galaxy S6 “convencional”. Habrá que proceder con un ciert balanceo o agarrarlo por los extremos superior e inferior.
  • En el Galaxy Note Edge había una pantalla Edge más o menos útil y funcional, pero con el Galaxy S6 Edge el acceso a la información con la pantalla apagada, o a los contactos favoritos con la pantalla encendida, no es una características que merezca la pena emplear y que justifique el pago de un sobre-coste del producto.

Que el Samsung Galaxy S6 Edge tenga un frontal curvado únicamente aportará diferenciación respecto al resto de productos del mercado con prestaciones similares.

¿Calidad de acabados? Samsung se ha superado con creces, con cristal Corning Gorilla Glass 4 cubriendo ambas caras, y Gorilla Glass 3 protegiendo la lente de la cámara. Y para terminar de redondear el aspecto exterior y sensaciones a la hora de sujetar el terminal, el perfil es de aluminio y los extremos están perfectamente redondeados.

La pantalla de ambos terminales cuenta con las mismas prestaciones: 5,1″ de tamaño, tecnología de panel Super AMOLED, 577ppi de densidad de pixel y resolución Quad HD (2560×1440 pixeles). Igualdad, incluso en luminosidad, para que no haya diferencias a nivel visual a la hora de disfrutar de páginas web, vídeos, juegos o fotografías en alta resolución.

Los sensores

Olvídate de la mala experiencia que tuvieras, o te contarán, en lo relativo al sensor de huella dactilar y sensor biométrico de los Samsung Galaxy S5. La compañía ha mejorado el rendimiento de ambas funciones.

El sensor de huella dactilar funciona como la del iPhone 6 o Ascend Mate 7 de Huawei, solamente tienes que poner el dedo sobre el sensor y esperar un instante a que se de acceso al sistema. La ventaja del nuevo proceso de lectura es el poder desbloquear el teléfono mientras se sostiene con una mano, sin necesidad de hacer piruetas.

s6_sensor_biometrico

El sensor biométrico también ha mejorado en rendimiento, y es posible que se deba a que no hay una hendidura allá donde se ha incluido. El sensor se encuentra a ras de la superficie. La aplicación S-Health, que se encargará de manejar la medición de nuestra frecuencia cardíaca, ahora muestra un avance porcentual del proceso de medición.

Autonomía, memoria y conectividad

El hecho de que el Galaxy S6 Edge tenga 50mAh más de capacidad de batería respecto al Galaxy S6 no va a ser algo muy representativo. ¿Primera conclusión? La autonomía será prácticamente calcada, como cabría esperar teniendo en cuenta también las características de la pantalla y el saber que traen el mismo procesador.

¿Es suficiente la capacidad de batería? Sinceramente, y teniendo en cuenta mi experiencia, lo que marcará sobretodo el consumo energético será el tiempo que permanece la pantalla iluminada, que será mucho considerando que un smartphone se utiliza para navegar por Internet, enviar mensajes instantáneos con frecuencia, curiosear en redes sociales, tomar fotografías y ver vídeos. Será importante ajustar bien el brillo de forma manual o mantener el brillo en automático.  

¿Quieres llevar al extremo el  ahorro de batería? Activa la modalidad energética UltraAhorro de Energía, que multiplica por dos el tiempo de uso del terminal, cambia a una pantalla en escala de grises, y simplifica al máximo las características de la interfaz.

¿Capacidad de almacenamiento? Ninguno de los dos teléfonos podrá utilizar una tarjeta micro SD para disponer de más memoria. ¿Quieres elegir de forma inteligente? Apuesta por la versión de 64GB: tienes también la de 32GB, que será insuficiente si llevas mucha música siempre contigo, quieres grabar bastante video y tomar fotografías; y la de 128GB, ideal para los que no dejan ni un hueco libre y quieran el Galaxy S6 para jugar a títulos de alta calidad gráfica, grabar vídeos en UHD y llevar temporadas completas de series de TV.

¿Conectividad? Ambos son compatibles con redes 4G/LTE, para que la carga y descarga de contenidos mientras estamos en movimiento sea veloz, tanto o incluso más que algunas redes Wi-Fi. Incluso hay una opción de software que permite combinar una red Wi-Fi con una red 4G para agilizar la descarga de datos, algo que encuentro inútil para un usuario particular si se considera que la premisa de utilizar una red Wi-Fi se basa en el ahorro de datos móviles.

No faltará en el Galaxy S6 Edge, y tampoco en el Galaxy S6, conectividad NFC, Bluetooth y un puerto de infrarrojos para poder emplear el móvil como mando a distancia universal. ¿Tecnología Miracast? La tienes, para que puedas duplicar la pantalla del móvil en una televisión de gran formato.

Rendimiento, interfaz y juegos

No por tener el Galaxy S6 Edge vas a poder presumir de mejor producto, en ningún aspecto en realidad, y menos aún en lo relativo a rendimiento. ¿Por qué? Ambos S6 incorporan un procesador Exynos 7420 de 8 núcleos, arquitectura de 64-bit y proceso de fabricación de 14nm. Dos núcleos correrán a 1,5Ghz y otros dos a 2,1Ghz. ¿Qué hay del apartado de juegos? En ambos casos la experiencia será formidable, incluso aunque la GPU sea una ARM Mali-T760: gráficos dotados de gran realismo y definición de los detalles.

La interfaz de Samsung no varía mucho y sigue en la línea de la anterior generación TouchWiz. En muchos aspectos se mantiene una estructura común a la capa de otras marcas: ventana de notificaciones con accesos rápidos a funciones, gestos especiales, menú de aplicaciones a organizarse con libertad y una pantalla de inicio con varios escritorios.

En mi opinión, el Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge son la máxima expresión del momento en rendimiento, pudiéndose obtener una puntuación con AnTuTu de más de 65.000 puntos.

Reproducción de contenidos multimedia

En calidad de audio para reproducir música, ambos Galaxy S6 están en igualdad de condiciones, con sonido de alta calidad 24bit /192Khz y pudiendo disponer de un completo ecualizador de 7 bandas, varios modos y efectos de sonido, y un ajuste para impulsar los graves o los agudos.

Lo único que se precisa es utilizar un buen juego de auriculares para sacarle el máximo provecho a la música que lleves siempre contigo.

¿Qué hay de la reproducción de vídeos? En mi opinión, no importa mucho que el frontal del Galaxy S6 Edge se curve en los flancos, pues lo único que realmente nos aporta es ver como una pequeña parte de la imagen está “curvada”. Además, si reproduces vídeos DivX, MKV o MP4 con ratio de imagen 16:9, las secuencia se visualizarán sólo en la área “plana” del teléfono.

Lo que es importante para disfrutar de vídeos descargados de Internet es contar con una aplicación extra para reproducir los contenidos en formato DivX y MKV. Yo recomiendo siempre VLC, e incluso puedes probar con Reproductor MX.

En ambos móviles la pantalla trae la misma resolución y dimensiones, y el altavoz se ubica en el mismo lugar, en el lado inferior.

Cámara de fotografías y de video

La cámara trasera del Galaxy S6 Edge y del Galaxy S6 Edge es la misma, sin ningún aspecto técnico diferencial. En ambos casos con 16MP de máxima resolución, estabilizador óptico de imagen (OIS), apertura F1.9 y tecnología IR.

El comportamiento es excelente, no solo por la rapidez del enfoque sino también por la precisión a la hora de detectar los objetos que forman parte de una escena. ¿Calidad de los resultados? Ciertamente, la cámara de los dos Galaxy S6 proporciona unas imágenes nítidas y muy bien equilibradas en color e iluminación.

Al tomar fotografías de noche recomiendo utilizar el modo de cámara Pro, con el que ajustar manualmente la ISO y el balance de blancos, valores que determinarán en gran medida los resultados que vayamos a obtener.

¿Quieres comprobar por ti mismo hasta donde llega la cámara trasera del S6 y S6 Edge con unas muestra de ejemplo? Pulsa aquí para acceder a mi propia selección de fotografías.

En mi muestra recogida durante las pruebas del Galaxy S6 Edge, a 16MP y compuesta por más de 200 elementos, el peso de los archivos ha oscilado entre los 2,1MB y los 11,4MB.

La aplicación de cámara es bastante completa en ajustes, recomendado yo marcar una resolución de 16MP con ratio de imagen 16:9. También podrás realizar capturas con ratio 4:3 a 12MP o ratio 1:1 a 8.9MP.

De la aplicación de cámara también hay que destacar las dos modalidades de captura incluidas: un modo auto, con el que apenas se podrán realizar algunos ajustes sobre la resolución de la imagen; y el modo Pro, con el que el usuario tendrá más margen de maniobra en ajustes clave como la ISO o el balance de blancos.

En fotografías panorámicas tanto el Galaxy S6 como el Galaxy S6 Edge resuelven a la perfección y proporciona unos resultados de gran calidad. ¿Quieres comprobarlo por ti mismo? Pulsa aquí.

La cámara trasera de ambos Samsung Galaxy S6 puede grabar vídeos con una resolución máxima de 3840×2160 pixeles (UHD), que no debe confundirse con la tecnología 4K. 60 minutos grabados con resolución máxima van a necesitar un espacio en la memoria entorno a 20GB, cifra que supera en 8GB al tamaño que ocuparían las mismas secuencias pero con resolución FULL HD. Los vídeos se guardan en memoria en formato MP4.

Si escoges grabar vídeos a cámara lenta o en movimiento rápido, la resolución se limita a 1280×720 pixeles.

Conclusiones

¿Samsung Galaxy S6 o Galaxy S6 Edge? En mi opinión, la única razón por la que merece la pena comprar el Galaxy S6 Edge es por una cuestión de diseño y marcar aún más la diferencia en comparación con otros móviles del mercado.