El rendimiento del Samsung Galaxy S6 Edge | Android

El Samsung Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge son de lo mejor en teléfonos inteligentes disponibles en el mercado a fecha de este artículo. Dos terminales que lideran en rendimiento en pruebas de benchmark, superando incluso a terminales como el laureado OnePlus One y al Galaxy Note 4, este último también de Samsung.

El sensor de huella dactilar del Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge es efectivo e instantáneo, cien por cien mejorado respecto al incorporado con el Galaxy S5 y Galaxy Note 4. Ya no será necesario deslizar el dedo sobre el sensor sino simplemente apoyarlo. Por otro lado, también creo se ha mejorado la medición de la frecuencia cardíaca con el uso del sensor biométrico, otro de los valores añadidos que se incorporan los dos últimos móviles de gama alta de la compañía coreana.

¿Qué se puede decir a cerca del rendimiento del teléfono? Fundamental el poderse manejar cómodamente por la interfaz de usuario y lanzar aplicaciones con rapidez. Aunque cargada de opciones, la interfaz TouchWiz de Samsung no mostrará ningún tipo de lag, algo que debe esperarse siempre de un celular de gama alta.

De hecho, una de las mediciones que he llevado a cabo tiene que ver con la aplicación de benchmark para Android de AnTuTu, con la que he obtenido una puntuación final de 65.896 puntos durante la filmación del video que acompaña a este artículo: cifra que sitúa a este teléfono por delante del Meizu MX4, Galaxy Note 4 y OnePlus One.

¿Qué factores contribuyen a que el Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge sean unos terminales tan potentes y efectivos en rendimiento? El primero de ellos tiene relación con el procesador del teléfono, un Exynos 7420 con 8 núcleos, arquitectura de 64-bit y tecnología de 14nm. La CPU cuenta con cuatro núcleos a 2.1Ghz y cuatro núcleos a 1,5Ghz.

Otro punto está relacionado con la utilización de 3GB de RAM , para agilizar la rapidez de procesamiento y permitir correr varias aplicaciones en segundo plano sin que se vea afectado el rendimiento del terminal. Y finalmente, contará mucho en juegos la incorporación de una GPU Mali T760 de ARM, que cuenta con 16 núcleos de procesamiento gráfico. Juegos como Asphalt 8, GT Racing 2 y Real Racing 3, mis juegos de carreras preferentes, se verán con escenarios y vehículos bien detallados y gran dosis de realismo.

En juegos, el Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge van a dar la talla, demostrando fluidez y potencia cuando los títulos sean de lo más exigente a nivel de prestaciones de GPU y CPU.

Con Google Chrome y una buena red de datos 4G, o acceso a Wi-Fi de banda ancha, navegar por Internet no será un problema, y cualquier actividad o gesto al explorar las páginas devolverá una respuesta precisa.

¿Eficiencia energética? No lo será tanto en juegos, pues se consumirá alrededor de un 22% cada 60 minutos, pero se podrá de nuevo contar con un modo ultraAhorro de energía para doblar la autonomía en caso necesario y estrictamente imprescindible. Mis propias mediciones en autonomía siempre se llevaban a cabo con un nivel alto de brillo de pantalla (75%).

Finalmente, uno no puede evitar no hablar del rendimiento de la cámara trasera de 16MP del Galaxy S6, con un enfoque ultra rápido en planos generales, y muy rápido y eficiente a muy corta distancia de un objeto. Se podrá obtener una buena definición gracias a las capacidades del hardware y del software del teléfono.