Microsoft Lumia 640: unboxing y toma de contacto | Windows Phone

Tras la buena impresión que me causó durante el pasado Mobile World Congress 2015, el Microsoft Lumia 640 ya está en mis manos y listo para que le pueda echar un ojo en profundidad. Pero hoy toca dedicarle unas primeras impresiones tras sacarlo de la caja.

Abriendo la caja

Dentro de la caja de cartón, en la que poca información técnica se da del producto, se podrá encontrar el teléfono en sí, la batería extraíble de 2500mAh, una breve guía de usuario y un cargador con cable integrado.

El diseño

El frontal del Lumia 640 LTE está protegido por Gorilla Glass 3, y en él destacará la pantalla HD IPS de 5″ en la que se integrarán los botones de manejo de Windows Phone. La cara delantera también traerá una sencilla cámara con gran angular de 0,9MP.

¿Cuál es la calidad acabados? Este smartphone cuenta con una cubierta trasera de plástico policarbonato, diferente a lo que nos tenía acostumbrados la marca, con un elegante acabado brillante y superficie muy apropiada para un sólido agarre del terminal. La cubierta se fija perfectamente a la estructura y bajo ella se podrá acceder al compartimento de la SIM, de la tarjeta micro SD e incuso se podrá manipular la batería, de 2500mAh de capacidad.

Al darle la vuelta al Lumia 640 LTE podremos advertir la cámara de 8MP, el flash LED y el altavoz con formato circular ubicado en el margen inferior.

Este Microsoft Lumia me ha parecido más ligero de lo que realmente indican las especificaciones, y el diseño considero está bastante bien equilibrado sobretodo por la combinación y elección de los materiales que forman el cuerpo del terminal.

Primeros instantes, primeras impresiones

Tras unos minutos de configuración, que también resulta algo lenta, arranca la familiar interfaz de Windows Phone, que cuenta ya con la segunda actualización de la versión 8.1. Una pantalla de inicio con accesos directos a aplicaciones, en la que se pueden ordenar libremente los elementos y crear carpetas; una ventana de notificaciones en la que configurar cuatro accesos rápidos a funciones; unos ajustes del sistema que cambian la presentación y formato de las opciones disponibles; y un menú de aplicaciones listado que organiza los elementos por orden alfabético.

El comportamiento del Lumia 640 es claramente fluido, y ello es gracias al procesador de Snapdragon 400 de cuatro núcleos a 1,2Ghz y a la incorporación de 1GB de RAM. ¿Experiencia a la hora de navegar por págnas web? Desplazamiento suave y respuesta inmediata a los gestos. El terminal, al contar con 4G, cargará de forma casi instantánea los contenidos web.

 

Al teléfono, que pesa 145 gramos,  no le faltará Wi-Fi, Bluetooth y NFC. La cámara trasera de 8MP es bastante rápida, muy precisa y efectiva al enfocar un objeto a corta distancia, y con una aplicación Lumia Camera que facilita en gran medida el ajuste de valores clave como la ISO, el balance de blancos o el nivel de exposición. Este teléfono, que puede también grabar video en FULL HD a 30 fps, incorpora 8GB de memoria interna y la posibilidad de utilizar una tarjeta de memoria micro SD de hasta 128GB.

¿Calidad de las fotografías? Aunque la óptica no está por Zeiss, el Lumia 640 se pone en línea, o me atrevo a decir que supera, con los móviles de precio similar. De hecho, Nokia siempre había sido una marca que se caracterizaba por traer producto con una cámara con buenas prestaciones y resultados muy convincentes.

¿Quieres opinar por ti mismo? Sigue el siguiente enlace para acceder a algunas muestras que yo mismo he tomado tras preparar el video de desempaquetado (pulsa aquí)

Conclusiones preliminares

En mi opinión, el Lumia 640 LTE podría poner el listón muy alto y ser una seria opción como smartphone con pantalla de 5″ y precio ajustado. Habrá que esperar al review completo para emitir un veredicto final de este smartphone.

De cualquier manera, las expectativas están tomando forma y se están comenzando a cumplir.