LG G Series: Optimus G, G2 y G3, tres generaciones de éxito

Todas las marcas siempre buscan encontrar la fórmula del éxito, y LG lo ha logrado con tres generaciones de la Saga G Series: Optimus G, G2 y G3, los tres con sistema operativo Android. 

Antes de la llegada del Optimus G, LG sorprendió al mercado con terminales de excelentes prestaciones tales como el Optimus 2X y el Optimus 3D, este último siendo uno de los pocos móviles del mercado con tecnología 3D. ¿Cuáles han sido las herramientas de la compañía coreana para calar hondo entre los exigentes consumidores de terminales Android?

El Optimus G es el primero de una saga destinada a fidelizar a los usuarios de móviles LG, convirtiéndose también en el primero en sentar precedente. A simple vista, lo que llama la atención del terminal es el nivel de acabados, muy cuidados, con cristal en ambas caras y un perfil de notable dureza (aunque no infalible). La zona posterior trae como signo distintivo un particular diseño punteado que le confiere una gran elegancia, especialmente cuando la luz incide sobre la superficie en cierto ángulo.

Fui usuario durante mucho tiempo de este terminal, y una de las cosas que también cabe destacar es la calidad de su pantalla True HD de 4,7″ con tecnología IPS, que permitía disfrutar tanto de contenido multimedia como de los contenidos albergados en páginas web.

¿Potente? En efecto, el procesador de cuatro núcleos a 1,5Ghz fue todo un acierto, así como su cámara de 13MP. A nivel de batería no traía una solución de gran capacidad, solamente 2100mAh, pero en mi experiencia fue suficiente para llegar bien al final del día en un uso combinado de las funciones.

Lg_optimusG_analisis_alexistechblog

Quizás una de las debilidades del Optimus G podría encontrarse en el hecho de que solo traía memoria interna, aunque los 32GB de almacenamiento total serían más que suficiente para la gran mayoría de usuarios, incluyéndome a mí mismo.

¿Algo más? A nivel de conectividad el Optimus G traía lo habitual, Wi-Fi y Bluetooth, pero también NFC y MHL, esto último para facilitar la visualización de contenidos en pantallas de televisión o monitores mediante el uso de un cable de datos.

El LG G2 fue el siguiente golpe de efecto de la compañía, un producto que superó con creces las capacidades de su antecesor. El diseño fue totalmente acertado, con énfasis en el redondeo del cuerpo del dispositivo, aunque esta vez trayendo unos acabados menos premium. La zona posterior, aunque de plástico pero al mismo tiempo facilitando el agarre del terminal, sí es verdad resultaba atractiva a la vista, con una superficie diseñada a base de líneas diagonales que cruzaban de un lado a otro.

Por otro lado, lo más representativo en diseño en el LG G2, y sin duda diferencial respecto a cualquier otro Smartphone del mercado, fue la implementación de los botones posteriores, lo que permitía tener un perfil delgado y limpio de conexiones y otros elementos. En mi opinión, y experiencia también, el manejo de los botones posteriores resulta muy cómodo y se encuentran en una posición natural mientras uno agarra el dispositivo. Subir o bajar el volumen del sonido, o bloquear la pantalla es incluso más propicio y permite un agarre más certero del celular.

Solo lamento que la versión europea del G2 no permitiera aumentar la capacidad de almacenamiento a través de una tarjeta micro SD, con lo que la versión del terminal con 16GB de memoria interna sería muy justo para los que quisieran jugar, escuchar música o grabar muchos vídeos.

LG_G2_mejorProducto_2013

El G2, con procesador de 4 núcleos a 2,26Ghz y cámara trasera de 13MP, también destacó por ser tan grande en tamaño como otros celulares, pero en su caso incorporando una pantalla mayor de 5,2″: la idea fue aprovechar al máximo los marcos, haciendo que el celular fuera más compacto y mejor que sus rivales para disfrutar de contenido en pantalla. Al menos eso es lo que la experiencia me ha demostrado.

Por cierto, que no se me olvide, la tecnología de sonido 24-bits/192Khz lo convirtió en uno de los mejores dispositivos del momento para escuchar música digital con una calidad de audio formidable.

Dicen que no hay dos sin tres, y el año pasado llegó el LG G3, un salto cualitativo más para estar a la vanguardia de la tecnología móvil. La línea de diseño daría continuidad al G2 en lo relativo a los botones de la zona posterior y al formato de la cara delantera, pero habría novedades tecnológicas importantes.

El G3 solventaría la desventaja de su antecesor en capacidad de almacenamiento, permitiendo utilizar una tarjeta micro SD de hasta 128GB: punto clave para que, como yo, los usuarios pudieran tener toda su música, juegos y vídeos sin preocuparse de la memoria disponible. ¡Todo un acierto!

Cuando se sitúan el G2 y el G3 el uno al lado del otro se aprecia claramente la diferencia en dimensiones de pantalla. El G3 no solo aumentaría el tamaño hasta las 5,5″, sino que sería el primero del mercado en incorporar un panel Quad HD, es decir, una resolución de 2560×1440 pixeles: las fotografías y los vídeos en micro HD lucirían como nunca, con una nitidez pasmosa.

Por otra parte, debo reconocer que no me ha gustado del todo el acabado de la cubierta trasera, por la simple razón que su acabado en plástico proporciona menos fricción. Igualmente, es una cuestión de gustos, ¿verdad?  Por otro lado, ahora sí se permite intercambiar baterías, lo que es una ventaja sobretodo para usuarios profesionales.

Si observamos los elementos de la zona posterior podremos advertir una mejora tecnológica muy puntera en telefonía móvil, la incorporación de un enfoque por láser, lo que ciertamente impulsa la efectividad y rapidez al enfocar los objetos de una escena con la cámara trasera de 13MP.  Hecho probado a conciencia durante mi análisis del terminal.

¿Algo más a destacar? Aunque en mi opinión el G3 es de los mejores smartphones de 2014, lo que no me ha terminado de convencer es la batería de 3000mAh de capacidad, que se aprovecha menos que con el G2, al menos esa es la percepción que he tenido al utilizar ambos celulares: creo firmemente que el consumo energético es mayor en el G3. LG debería haber apostado por una batería de amenos 3300mAh o 3500mAh, aprovechando mejor el espacio de la zona posterior: no me hubiera importado encontrar una solución con batería integrada.

LG-G3_02

¿Sabías que el G3 tiene un altavoz con una potencia de 1W? Aunque a mí me ha importado más el contar con tecnología de sonido 24-bits/192Khz, que no se confirma en la web de la marca pero que sí fue ratificada en su momento por el personal de LG y por mí mismo al escuchar música.

En mi más sincera opinión, LG se merece la consideración y la fidelidad de sus usuarios de móviles de gama alta, e incluso es lógico que muchos decanten por productos de LG en busca de algo distinto. ¿Qué se puede esperar en los próximos meses? Parece que la próxima generación, el LG G4, podría tener un cuerpo curvado, como el G Flex 2, y unas prestaciones técnicas tales como procesador de 8 núcleos con arquitectura de 14nm, pantalla Quad HD de 5,5″, cámara trasera de 16MP o 20MP, y cámara frontal de 5MP. ¿Cómo será el G4 en realidad? Habrá que esperar algunas semanas más, pero estoy convencido que el producto no decepcionará en absoluto.

A continuación incluyo las principales características técnicas de los tres Smartphones contemplados en este artículo:

Principales características LG Optimus G: pantalla ITRUE HD IPS+ de 4,7″, cámara de 13MP, procesador de cuatro núcleos a 1,5GHz, batería de 2100mAh, conectividad BT+WiFi+NFC+DLNA+MHL, 145 gramos de peso.

Principales características LG G2: procesador de 4 núcleos a 2,26Ghz, cámara de 13MP AF + OIS, cámara frontal de 2,1MP, pantalla FHD de 5,2″, batería integrada de 3000mAh, bluetooth/WiFi/NFC/DLNA/IrDA, 16 o 32GB de memoria interna y 2GB de RAM.

Principales características LG G3:procesador de 4 núcleos a 2,5Ghz, cámara de 13MP AF + OIS+, cámara frontal de 2,1MP, pantalla Quad HD de 5,5″, batería accesible de 3000mAh, bluetooth/WiFi/NFC/DLNA/IrDA, 16GB de memoria interna + tarjeta micro SD de hasta 128GB (opcional) y 2GB de RAM.