Sony Ericsson W960, anunciado en 2007 | Historia Telefonía

El 14 de Junio de 2007, Sony Ericsson anunciaba el W960, un teléfono que, en palabras de la compañía, suponía una “potente combinación de un delgado teléfono UMTS y un reproductor de medios de alto rendimiento”. 

Sony Ericsson siempre se había enorgullecido de su teléfonos Walkman (por eso lo de la “W”), cuyo reclamo residía en dar una experiencia multimedia superior a otros modelos de la marca: en otras palabras, mejorar las cualidades como reproductor de música mp3. 

El Sony Ericsson W960 presentaba una pantalla táctil (resistiva) QVGA de 2,6″, algo de lo que alardear en aquella época, además de unos controles de reproducción también táctiles (ver imagen, arriba). En el teclado alfanumérico no podía faltar una tecla dedicada para entrar directamente en la aplicación de media player. La imagen que abre el artículo también revela donde y como se integraba el stylus, la vía principal con la que interactuar con la pantalla, en el lado izquierdo: también contábamos con una rueda lateral como apoyo para desplazarse en el sistema.

A nivel de diseño llama la atención el enorme espacio y protagonismo dado a la zona del objetivo de cámara y, aunque en menor medida, el altavoz externo.

El Sony Ericsson W960 no era un simple teléfono, y ello se debía al tipo de sistema operativo con el que corría, Symbian OS v.91 UIQ 3.0, que iba más allá de cualquier sistema operativo propietario y ya contaba con “multitarea”.

Otras características que definían al W960 eran su cámara trasera de 3,2MP (con autofocus), cámara frontal, una batería de 900mAh, 128MB de memoria RAM, 160MB+8GB de memoria interna, procesador ARM9, Wi-Fi(b) (11 Mbit/s) y Bluetooth 2.0 A2DP.

La cámara del W960 contaba con unas lentes con distancia focal 10–50cm, zoom digital de 3 aumentos, profundidad de color de 18-bit y una resolución máxima de 2048×1536. La grabación de video permitía una resolución máxima QVGA a 10-15fps y almacenamiento de archivo en formato MPEG-4 (3GPP en video de baja resolución).

La autonomía de batería del Sony Ericsson W960 se hacía notar en las llamadas por UMTS, aguantando solo 2,5h (7,5 por GSM), aunque en standby los valores eran similares a los obtenidos por 2G (250h): como reproductor de música, con la batería llena, el W960 era capaz de aguantar 27h de forma continuada.

El Sony Ericsson W960 pesaba 119 gramos y tenía unas medidas exteriores de 109x55x16mm. Un excelente dispositivo, que competiría cara a cara con el Nokia N96, desvelado en 2008.

Más informaciónSony Ericsson W960 Press Release

Información técnica extraída del White Paper del Sony Ericsson W960.