Panasonic Lumix DMC-CM1 – Diseño y Toma de contacto | alexistechblog

portada_diseño_panasonic_lumix_dcm_cm1

¿Cámara o Smartphone? Con la Panasonic Lumix DMC-CM1 se contará con lo mejor de ambos mundos, pero sobretodo se obtendrán unas cualidades en fotografía únicas desde el punto de vista de los que buscan comprar un teléfono inteligente. 

Frontalmente, la Panasonic Lumix DMC-CM1 parece un Smartphone cualquiera, con su pantalla de cristal, LED para notificaciones, auricular, cámara frontal y botones de Android integrados en la interfaz de usuario. Si le damos la vuelta al terminal parece que tengamos en la mano un producto muy distinto, una cámara compacta con flash circular, un prominente objetivo y amplio botón de captura.

El dispositivo, que podríamos definir mejor como smartphone, no es excesivamente grande aunque sí más pesado que otros productos de dimensiones parecidas. Son 204 gramos de puro músculo y 15,2 mm de grosor (sin tener en cuenta el objetivo). En realidad parece que estemos agarrando una cámara compacta en vez de un teléfono móvil.

La gran pregunta que se harán muchos será… ¿Es manejable? En mi opinión sí lo es, y considero que el formato y características del cuerpo del teléfono permiten un agarre certero y cómodo. Lo que para muchos sería un inconveniente, para otros sería una ventaja. El cuerpo es grueso pero ello contribuye a que lo podamos sujetar con mayor firmeza. Además, al no ser un producto ligero, esto hace que incluso se asiente mejor en la mano mientras utilizamos las funciones habituales de un celular.

Una de las cosas que favorecen la sujeción del terminal es el diseño y dimensiones del objetivo de la cámara trasera, que en muchas ocasiones lo tendremos apoyado sobre nuestros dedos, siendo eso un buen tope para un agarre más firme del producto. ¿Algo más que contribuya al uso de la Lumix DMC-CM1? Sin duda alguna el diseño de la zona posterior, con un tipo de superficie que ya encontramos en algunas cámaras digitales, que no es lisa y que presenta un acabado muy particular al tacto: se evita el factor deslizante de productos con plástico liso y pulido, o terminación metálica. 

Considero que el dispositivo se aloja bien en el bolsillo de un pantalón o chaqueta, aunque sí es cierto que el grosor es muy probable que delate su presencia.

El lado derecho y el lado izquierdo traen una superficie metálica, mientras que el lado superior e inferior dan continuidad al acabado de la zona posterior. En el lado izquierdo podremos ver una conexión especial para accesorios de Panasonic y una cubierta de fácil de acceso a los compartimentos dedicado a la tarjeta micro SDXC y tarjeta micro SIM.

En el lado derecho hay toda una serie de botones, con acabado metálico, que servirán para controlar el volumen del sonido, apagar y encender la pantalla, cambiar de modo cámara a modo Smartphone y tomar fotografías.

Me parece útil el botón que permite rápidamente cambiar de una función cámara a una función Smartphone, lo que evita complicaciones y favorece el rápido acceso a una de las prestaciones clave de este dispositivo. Aunque también valoro muy positivamente las buenas dimensiones del botón dedicado para la función fotográfica, que trae un doble recorrido a fin de enfocar y capturar con comodidad.

En el lado superior solamente se halla una cubierta que esconde el puerto micro USB, para cargar el dispositivo y conectar en cable de datos; y el jack 3.5 mm para conectar unos auriculares. ¿Qué hay en el lado inferior? El micrófono principal y el altavoz. Tras haber dedicado algún tiempo a escuchar música y ver vídeos de YouTube, ya puedo decir que el altavoz integrado no destacará por su calidad.

Por otra parte, lo que más me fascina y me gusta de la Panasonic Lumix DMC-CM1 es la zona posterior, al más puro estilo de cámara digital compacta. A simple vista nadie diría que se trata de un smartphone hecho y derecho. ¿Verdad? Resulta exagerado el espacio y volumen del objetivo (de algo más de 5 cm de diámetro), que además contrasta con el resto de la superficie debido al acabado metálico del anillo giratorio. ¿Qué debe saber el lector a cerca de la “cámara” posterior? El sensor es de 1″ y la lente es una LEICA DC Elmarit con apertura F2.8. ¿Resultados? No voy a adelantar detalles, pero sí puedo decir que las fotografías son asombrosas.

Junto al objetivo hay una flash circular y un orificio que se corresponde con el micrófono, y me gusta el detalle de incluir la palabra “Lumix” serigrafiada sobre la superficie metálica.

El anillo exterior de la cámara trasera es giratorio, lo cual permitirá moverse entre los ajustes de la función fotográfica (ISO, balance de blancos, nivel de exposición…) o manejar el zoom (óptico y digital). En mi opinión, el manejo del anillo de la cámara trasera resulta bastante cómodo para acercar o alejar la imagen, aunque considero más oportuno utilizar la interfaz táctil para interceder en los ajustes de imagen.

Por cierto, aunque el objetivo sobresale bastante del resto de la superficie, la lente LEICA DC no debería rallarse cuando tengamos el dispositivo sobre una superficie rígida o semi-rígida. ¿Por qué? Los anillos que rodean la lente están más altos, por mucho que a primer golpe de vista no lo parezca. Sí eres un aficionado a la fotografía muy probablemente solo utilices una gamuza para eliminar impurezas que puedan acumularse sobre la lente por el mero uso del terminal.

¿Quieres utilizar las funciones propias de un smartphone? La cara frontal de la Panasonic Lumix DMC-CM1 es de cristal, se encuentra rodeada de un delgado marco de plástico, y en ella se emplaza la pantalla TFT LCD FULL HD de 4,7″. Es sorprendente encontrar una resolución de 1920×1080 pixeles en una pantalla inferior a 5″, pero es algo que me parece excelente de cara a definir bien las fotografías que se vayan a visualizar o editar.

Como en cualquier teléfono móvil, en la cara delantera del dispositivo hallaremos un auricular, una cámara secundaria para videollamada o para selfies, y un LED circular, ubicado en la esquina superior derecha, para advertir la llegada de nuevas notificaciones. Los botones de Android, como en la gran mayoría de celulares, se integran en la interfaz de usuario.

En mi opinión, la Panasonic LUMIX DMC -CM1 es un dispositivo de manejo cómodo, por mucho que sea un producto poco convencional en diseño comparado con otros Smartphones. ¿Sabías que la Lumix DMC-CM1 se ha incluido dentro de la categoría “cámaras compactas” en el website oficial de Panasonic? Se la define como una “Communications camera”.

¿Qué creo yo? Se trata de un “Camera-Phone”, un teléfono móvil con grandes cualidades en fotografía y grabación de vídeo: el término solamente se reserva a productos de telefonía de gama alta.