Google Nexus 6, primeras impresiones

Ya he iniciado las pruebas con el Google Nexus 6, el nuevo buque insignia del “buscador”, que esta vez lo ha realizado Motorola. ¿Algo distintivo respecto a anterior generaciones Google Nexus? La pantalla crece hasta alcanzar las 5,96″.

A nivel técnico, el Nexus 6 trae una diferencia importante respecto la anterior generación, el incremento del tamaño de la pantalla. El nuevo terminal tiene 1,1″ más que el Nexus 5, y también incrementa la resolución hasta los 2560×1440 pixeles (Quad HD). ¿Qué conclusión se puede extraer? En juegos, al editar fotografías y al navegar por Internet se obtendrá la máxima definición posible, lo cual potenciará la experiencia al máximo.  Visualmente, el Google Nexus 6 es formidable.

¿Qué puedo decir a cerca del diseño del teléfono? En mi opinión, el parecido con respecto al Moto X 2014 es evidente, tanto en la distribución y presentación de los elementos, como en el propio formato del terminal. El frontal está protegido por cristal Gorilla Glass 3, el marco es metálico, y la zona posterior tiene un acabado en plástico liso, con la palabra “Nexus” serigrafiada. Al menos esto es lo que tengo en mi terminal en pruebas de un color azul grisáceo.

Como ya es costumbre en la Saga Nexus , este celular sigue sin permitir acceder a la batería integrada y tampoco ampliar la capacidad de almacenamiento mediante una tarjeta micro SD: el teléfono viene en versiones de 32GB o 64GB de memoria interna. La SIM, de tipo NANO, se inserta desde el lado superior. Por otro lado, me gusta que Motorola haya habilitado el auricular para que haga funciones de altavoz: el usuario podrá disfrutar de la música y los vídeos con dos altavoces frontales, lo cual generará un sonido más contundente y, en cierto modo, más envolvente.

En el Nexus 6 no se tiene LED delantero para notificaciones, aunque la pantalla se ilumina automáticamente cuando agarramos el terminal y lo movemos. En apenas dos gestos podremos acceder a la pantalla principal del sistema operativo.

Este teléfono es grande, pero se han aprovechado bien los márgenes para que el tamaño no sea excesivo teniendo en cuenta que la pantalla es de 5,96″.

Una de las primeras cosas que he tenido que hacer durante el unboxing es instalar Android 5.0 Lollipop: el propio sistema operativo ya me advirtió de la actualización solo iniciar el terminal. ¿Novedades de la nueva versión de Android? Lo cierto es que por el momento solamente he podido apreciar cambios en la forma en que se presenta la ventana de notificaciones y el menú de ajustes, el acceso a las alertas desde la pantalla de bloqueo,  el formato de los botones del sistema operativo (integrados en la interfaz de usuario), y como se manejan las aplicaciones abiertas desde el espacio “multitarea”. Obviamente habrá más cambios, pero por el momento es lo que puedo apreciar tras unas tres horas con el teléfono.

De lo primero que he tenido la oportunidad de hacer tras el unboxing es ir a dar una vuelta y tomar algunas fotografías / vídeos para comprobar el comportamiento de la cámara trasera de 13MP.  El Google Nexus 6 es rápido, mucho en realidad, y el enfoque ha sido muy preciso también. Pero, ¿Qué calidad traen las fotografías? Lo primero que he hecho es reducir la resolución a 9,7MP, para obtener un formato 16:9, para mí importante teniendo en cuenta el formato de las pantallas de ordenador y televisión. Y lo segundo comenzar a realizar capturas. ¿Resultado? Fotografías nítidas, claras y de gran calidad, a la altura o incluso mejor que algunos móviles de gama alta. ¿Quieres dar tu opinión? Echa un vistazo a mi muestra, como siempre disponible en un álbum de mi cuenta de Flickr. Pulsa aquí para acceder a una selección de 26 imágenes tomadas con el Nexus 6.

La interfaz de cámara es sencilla, y la aplicación que se fija de forma predeterminada es “Cámara de Google”, que se puede descargar desde Play Store desde hace ya algún tiempo. La app trae los ajustes básicos, en calidad y resolución de la imagen, pero automatiza todo lo referente a nivel de exposición, ISO, medición y balance de blancos: para realizar cambios en la imagen habrá que utilizar el editor integrado o descargarse alguno desde la tienda de aplicaciones.

Por cierto, este Smartphone puede grabar video en 4K real a 3840×2160 pixeles de resolución, aunque el tamaño de archivo alcanzará los 320MB por minuto almacenado. Durante la toma de contacto he observado que las secuencias no terminaban de correr fluidas en 4K, pero sí en FULL HD. Habrá más información en la review final del terminal. 

La última de las actividades que he probado con el Google Nexus 6 ha sido la experiencia en juegos. Mi primera decepción ha sido que el juego Real Racing 3, mi título favorito, todavía no es compatible con el terminal. La segunda decepción ha sido que, tras instalar GT Racing 2, los gráfico se veían de forma increíble, pero las secuencias no corrían de forma fluida. Mi tercera prueba en juegos la he tenido que llevar a cabo con el Asphalt 8, que no es uno de mis juegos favoritos: a máxima calidad de gráficos no he apreciado que salga a relucir la nueva GPU Adreno 420. En mi opinión, habrá que probar algún otro título, a ver si puedo exprimir el procesador Snapdragon 805 y la GPU.

Por el momento esto es todo. En los próximos días publicaré el análisis completo del Nexus 6, hablando en detalle de la experiencia con el terminal.

Principales características del teléfono: pantalla Quad HD 5,96″, cámara trasera 13MP y frontal de 2MP, 32GB o 64GB de memoria interna, procesador Snapdragon 805 + GPU Adreno 420, batería de 3220mAh, conectividad Bluetooth/WiFi/NFC.

 

One thought on “Google Nexus 6, primeras impresiones

Los comentarios están cerrados.