Samsung Gear S, toma de contacto

gearsRR

Durante el día de ayer tuve la oportunidad de tomar contacto con el Samsung Gear S, el último SmartWatch de la marca coreana. En un encuentro con un especialista de la compañía, pude descubrir las principales características y novedades del nuevo y flamante reloj inteligente con sistema operativo Tizen OS.  

El Gear S , con un precio de venta recomendado de 399€, se caracteriza por su amplia pantalla curva Super AMOLED de 2″, por correr con sistema operativo Tizen, y poder funcionar de forma autónoma gracias a su integración de un módulo 3G (se emplea una tarjeta Nano-SIM). 

Este SmartWatch incorpora también conectividad Bluetooth y WiFi, procesador de doble núcleo a 1GHz, 512MB de RAM y 4GB de memoria interna, y una batería de 300mAh de capacidad. Entre los sensores incluidos destacaremos el barómetro y el que permite medir la frecuencia cardíaca. Por supuesto, el Gear S también incorpora un micrófono y altavoz, para poder emplear de forma autónoma para atender llamadas.

Debo reconocer que el Gear S me ha sorprendido positivamente, un dispositivo con más prestaciones de las que esperaba encontrar, aunque también es cierto que el precio de prácticamente 400€ limita bastante el acceso por parte de los usuarios más modestos económicamente hablando.

Lo primero que llama la atención es el diseño, con una correa ancha y una pantalla curva de grandes dimensiones (2″). ¿Qué es lo primero que viene a la cabeza? Un manejo más cómodo y un impacto visual mejorado respecto a los relojes inteligentes con pantalla más pequeña y circular. Además, el diseño curvado contribuye a una mayor ergonomía de cara a llevarlo en la muñeca con más confort.

Samsung ha diseñado un wearable pensado para disfrutar de cierta autonomía respecto al Smartphone con el que esté vinculado, y a ello contribuye la integación de un modulo GPS y la conectividad 3G. ¿Qué significa esto? Se puede salir a correr y tener una medición del recorrido en distancia  (no solo se limita a contar pasos), atender y realizar llamadas de voz, aprovechar la aplicación de mapas integrada para orientarse en una ciudad, o también incluso se pueden gestionar mensajes de forma autónoma (e-mail, SMS, WhatsApp…).

La interfaz de usuario, y la forma de manejar el Gear S, se aproximan más a la experiencia que se obtiene con un Smartphone: con su menú de aplicaciones, espacio para widgets, y un apartado para notificaciones.

En la configuración de este Smart Watch, hay un detalle que también me ha sorprendido: la posibilidad de personalizar el tipo de información que muestra el formato de reloj con esferas tipo cronógrafo. 

¿Quieres verlo en acción? ¿Quieres ver como responde? En ese caso te recomiendo echar un vistazo al siguiente video: