¿Por qué se dobla el iPhone 6? ¿Es un problema real?

iPhone_6

A lo largo y ancho de Internet se está escribiendo a cerca del iPhone 6, y del hecho que su cuerpo puede doblarse al ejercerse cierta fuerza. ¿Es un problema real o una anécdota para los que buscan especulación en contra de la marca? 

Buscando en YouTube he encontrado dos vídeos que hablan del efecto doblado del iPhone 6 Plus: uno defensor de la marca de la manzana, el de “Marques Brownlee”, que justifica muy bien lo que sucede; y otro que parece más en contra de Apple, el video de “Unbox Therapy”,  donde se hace una demostración a conciencia para lograr que el cuerpo del iPhone 6 Plus se deforme. 

¿Qué sucede en realidad? ¿Cómo debemos interpretar el video de Unbox Therapy?  ¿Es un problema real o debe considerarse un caso anecdótico? En mi opinión, y tras ver esos vídeos, no debemos abordar seriamente lo que se está vendiendo en la red sobre el “problema de consistencia” del cuerpo del iPhone 6. ¿Por qué? Para doblar el cuerpo de aluminio del teléfono tiene que ejercerse cierta fuerza en el terminal, que no suele darse en el uso diario de un Smartphone (al menos en el mío). Nadie intentará doblar su teléfono como si tratara de partir una galleta, aunque el teléfono podría doblarse en caso de que nos sentáramos sobre él. ¿Quien tiene por costumbre llevar el teléfono en el bolsillo de atrás del pantalón? Es una mala idea, sea cual sea el modelo y marca de teléfono que utilicemos habitualmente.

“Marques Brownlee” ofrece un punto clave en su video explicativo del efecto “bending” del iPhone, el hecho de que el móvil de Apple no cuente con una estructura interior de magnesio para reforzar la estructura y resistir cierto nivel de fuerza que, intencionada o no intencionadamente, pueda ejercerse.

Lo que podría juzgarse es si el iPhone 6 y iPhone 6 Plus son más proclives a doblarse en comparación con otros terminales, pero el efecto bending en sí no es un motivo suficiente para descartar el teléfono de Apple si se lleva a cabo un uso apropiado del producto. ¿Verdad que a nadie se le ocurriría sumergir su Smarrphone en agua para ver cuanto resiste? De la misma forma nadie en su sano juicio tratará de quebrar su móvil y demostrar que un video de YouTube tiene razón.

El iPhone 6 es un dispositivo en el que se ha cuidado el nivel de acabados, con aluminio y cristal como materiales básicos, pero en la compañía de Cupertino probablemente no hayan caído en la cuenta de reforzar la estructura del terminal para quedar a salvo de un uso inadecuado o fortuito de éste. Ahora me pregunto, ¿Pensará Apple en reforzar la estructura interior de su nuevo iPhone teniendo en cuenta lo que está sucediendo con esto del efecto “bending”? Ello repercutiría en temas de diseño como el peso y grosor del teléfono.

Me extrañaría que Apple no hubiera hecho tests de resistencia del teléfono, claro está en un uso convencional y correcto de un producto de telecomunicaciones. En mi opinión, sentarse sobre el iPhone, un Galaxy S o un LG G no es un ejemplo de buen uso de un Smartphone: es una mala costumbre que deberíamos evitar ya que, a parte del riesgo de doblar un dispositivo con cuerpo de aluminio, también puede suponer un peligro de rotura de pantalla.

En su día, el suceso de la “Antennagate” del iPhone fue un problema real, por que a un usuario no se le debe enseñar a agarrar un móvil: en ese caso fue un importante error de diseño de Apple, que no tuvo en cuenta las múltiples formas en las que las personas agarramos el celular.

Os dejo el magnífico video de “Marques Brownlee”,