Opinión y Análisis Samsung Galaxy Tab S 10.5

Samsung_Galaxy Tab S 10.5_inch_Dazzling White_10

 

¿Buscas un tablet con Android? El Samsung Galaxy Tab S 10.5 ” es una de las últimas novedades del mercado, un dispositivo dispuesto a sorprender a aquellos usuarios que buscan pantalla grande y una bateria de gran capacidad de 7900mAh.

1. Diseño

El Galaxy Tab S destacará sobretodo por su gran pantalla de 10,5”, protegida por cristal de gran resistencia y armada con tecnología Super AMOLED: colores vivos y menor consumo energético comparado con otras tecnologías de pantalla.

El cristal frío del frontal se combina con un perfil cromado en tono dorado y una suave superficie trasera con diseño punteado. Este equipo, con pefil ultra delgado de solamente 6,6mm, creo yo combina bien elegancia y versatilidad, además de una relativa ligereza de 465 gramos.

En el frontal, además de los dos botones táctiles retroiluminados, hay un botón central mecánico que integra un sensor de huella dactilar. Lástima que el Galaxy Tab S no cuente con un LED frontal para notificaciones, un detalle que habría ayudado al usuario a identicar notificaciones entrantes en caso de no tener cerca un Smartphone.

Del área trasera no hay mucho que comentar, pues solamente identificaremos el flash LED y la cámara de 8MP de máxima resolución. En 3 de los 4 lados se han distribuido los botones y conexiones, con la entrada de auriculares en el lado izquierdo y el puerto micro USB en el derecho. ¿Alguna sorpresa? El Samsung Galaxy Tab S no se olvida de la experiencia multimedia al implementar una solución de 2 altavoces en el perfil (a izquierda y derecha): sonido bastante fuerte y aparentemente sin distorsiones, tal como he podido comprobar al reproducir música y video al máximo de potencia.

Este tablet, con apenas 11GB de memoria interna, sí cuenta con un acceso lateral para insertar una tarjeta de memoria, para que la capacidad de almacenamiento no sea un problema a la hora de disfrtuar de todo tipo de contenido multimedia que queramos llevar con nosotros.

La pantalla del Galaxy Tab S no es de las más brillantes en exteriores, bajo la luz directa del Sol, debiendo situar el nivel de iluminación al máximo: en recintos de interior, la relación brillo-contraste-colores será excelente. En los ajustes del sistema hay tres modos de pantalla y un ajuste automático, que ajustan la saturación de los colores.

2. Accesorios opcionales recomendados

Para sacar más provecho aún del Samsung Galaxy Tab S me gustaría recomendar 3 accesorios: Google Chromecast, Philips Fidelio L2 y memoria Sony MicroVault.

Google Chromecast es un pequeño dispositivo que se conecta a la entrada HDMI de la televisión, se conectar a la red WiFi de casa, y permite duplicar en la TV lo que se ve en la pantalla del Galaxy Tab S o incluso de tu Smartphone con sistema operativo Android. Es el dispositivo perfecto en caso de no tener Miracast o DLNA en tu televisor.

Los Philips Fidelio L2 son unos auriculares de gran calidad, de tipo diadema, que hacen que la experiencia en sonido con el Galaxy Tab S sea aún mejor que utilizando los auriculares incluidos en el paquete de venta.

Finalmente, la memoria Sony MicroVault, con conexión USB 2.0 y micro USB, es perfecta para ampliar la capacidad de almacenamiento del tablet, para copiar archivos con el PC o para simplemente almacenar contenido multimedia a reproducir. Pequeña, versátil y con gran capacidad.

3. Conectividad,memoria y Autonomía

Al Galaxy Tab S no le falta conectividad inalámbrica para conectarse a Internet o interactuar con otros dispositivos. Trae, por ejemplo, puerto de Infrarrojos para controlar una televisión o lector de discos Blu-ray/DVD como si se tratara de un mando a distancia universal: bastará con configurar los equipos mediante la aplicación WatchOn.

El Bluetooth cumplirá su cometido para conectarse a altavoces o auriculares inalámrbicos, y el WiFi para mandar contenido a otro dispositivo mediante WiFi Direct o para simplemente conectarse a Internet. ¿Trae algo más? El Galaxy Tab S es también compatible con equipos armados con Miracast, para duplicar la pantalla del tablet en la pantalla de un televisor. A veces, para disfrutar más y con más gente del contenido almacenado o accesible desde el tablet…merece la pena aprovechar las cualidades de una pantalla grande.

¿Tu TV no tiene Miracast? Entonces te interesará saber que Google Chromecast, un pequeño dispositivo que se conecta a la entrada HDMI de tu TV, será la mejor solución para complementar y ampliar las posibilidades de tu tablet.

El Galaxy Tab S trae una memoria interna total de 16GB, es decir, alrededor de 11GB libres para tus archivos y tus cosas. ¿Se pueden ampliar? Sí, y de dos formas. O mediante el uso de una tarjeta de memoria micro SD de hasta 128GB, a insertar desde el lateral derecho del dispositivo. O aprovechando una solución de memoria con USB 2.0 + micro USB, es decir, como la MicroVault de Sony. Esta memoria USB de Sony tiene una doble virtud: facil de copiar el contenido almacenado en un PC gracias al estándar USB 2.0, e inmediatamente disfrutar de dicho contenido conectando la memoria al tablet con la conexión micro USB. Versatilidad en estado puro.

En cuanto a autonomía de batería, el Samsung Galaxy Tab S es el compañero “perfecto” gracias a la batería integrada de 7900mAh de capacidad, energía para no dejar de utilizar el tablet en tu tiempo libre y evitar cargarlo a diario. Por poner un ejemplo, reproducir 40 minutos de una serie de TV, con el brillo de pantalla al 75%, solamente implica un consumo de batería entre el 5%-6%. O navegar por Internet durante 1h15 minutos consumiendo únicamente en torno a un 15% de energía. Y no hace falta dar datos para cuando se escuche música con la pantalla apagada, e incluso aunque se utilicen unos auriculares inalámbricos.

Por otro lado, al igual que el Galaxy S5, el tablet también puede utilizar un modo de ahorro “Ultra Ahorro de Energía” que, con un 59% de batería restante, estira la autonomía en modo espera hasta 45 días: el único inconveniente es que se limita bastante el funcionamiento del Galaxy Tab S, en base al explorador web, Google Plus, una calculadora, el reloj, el calendario o funciones de llamada. ¿Qué necesitas cuando el límite de batería ya ha alcanzado el 15%? Otra de las características del Modo Ultra Ahorro de energía es que se cambia la interfaz de pantalla al mínimo de opciones visuales (se aplica una escala de grises para substituir el color).

Pero la idea básica de este apartado es que el Galaxy Tab S va a dejarnos boquiabiertos en autonomía. El cargador tiene una potencia de 5,3V-2A, para que la carga del terminal no se eternice más de lo necesario: aunque en 2h30m únicamente se cargará un 60% de la capacidad de batería (con el tablet apagado).

4. Rendimiento, Sistema Operativo e Interfaz de Usuario

Samsung ha decidido dotar al Galaxy Tab S 10.5 ” de dos procesadores de 4 núcleos y 3GB de memoria RAM: potencia suficiente para apreciar un funcionamiento fluido del dispositivo, para que la experiencia no albergue dudas.

El tablet viene con Android 4.4.2 KitKat ya instalado, con la interfaz prácticamente idéntica a la del Galaxy S5, salvo que los ajustes del sistema se presentan de una forma más lógica teniendo en cuenta las dimensiones de pantalla del Galaxy Tab S.

La pantalla del terminal se disfrutará especialmente en recintos de interior o en momentos del día en el que la intensidad de la luz no sea muy potente. Una de las cualidades de los paneles Super AMOLED es que ofrecen unos colores realmente increíbles e intensos, que se agradecen en fotografía y video.

En el Galaxy Tab S hay dos zonas de escritorios en la pantalla principal: la habitual, para accesos directos a apps y widgets; y una dedicada a noticias y redes sociales, en la que se pueden incluir ventanas con información de Twitter, Google Plus, Flickr…

La interfaz TouchWiz del tablet permite habilitar una “caja de herramientas”, es decir, un botón virtual disponible siempre en pantalla que esconde 5 accesos directos personalizables para aplicaciones frecuentes: práctico para configurar el reproductor de música, el explorador web, la app de YouTube, Google Plus y PlayBooks. El botón se puede ubicar en cualquier punto de la pantalla.

Otra de las soluciones visuales propuestas por Samsung en el Galaxy Tab S es “Multi Window”, aunque a mí no me ha aportado mucha utilidad el partir la pantalla en dos espacios al utilizar el explorador de archivos, el reproductor de video o acceder a los mensajes de correo. Tendría más sentido una “Multi-Window” para correr dos apps de forma simultánea”.

El tablet permite mantener la pantalla iluminada siempre y cuando miremos hacia ella, y también se incluye una opción para aumentar la sensibilidad de la pantalla en caso de querer manejar el dispositivo con guantes. Es una cuestión de gustos, pero yo no he aprovechado ninguna de las dos características.

Por otro lado, lo que para algunos puede ser útil es “Modo Privado”, una características del software del Galaxy Tab S para mantener escondidos archivos, imágenes y vídeos de la galería o incluso álbumes de música (esto último innecesario desde el punto de vista de la privacidad). ”Modo Privado” tiene sentido si el disposito se maneja por dos personas distintas, y una de ellas quiere mantener ciertos contenidos sin “estar a la vista”. No debe confundirse con un “Modo paterno” o filtro de acceso para niños.

He echado en falta una aplicación para creer y editar documentos Word y Excel, aunque me ha encantado el completo y práctico editor de imágenes incorporado al software.

A nivel general, como cualquier terminal Android, el tablet permite configurar el menú de aplicaciones, los accesos rápidos a funciones de la ventana de notificaciones y los elementos de los escritorios de la pantalla de inicio.

5. Reproducción de música y video

En el paquete de venta, Samsung ha incluido unos auriculares de tipo in-ear, auque para la prueba del Galaxy Tab S he preferido utilizar mis Philips Fidelio L2, que garantizan un sonido de alta calidad.

En la reproducción de música, el tablet me ha convencido totalmente en cuanto a la claridad de los sonidos más agudos y la resonancia de los sonidos más graves. La aplicación luce aún más con la pantalla de 10,5” del dispositivo, pero lo que más me ha interesado a mí son las posibilidades de ecualizar el audio. Contaremos con un ecualizador gráfico tradicional (de 7 bandas) y uno por cuadrantes, 3 efectos de sonido (3D, BASS y Clarity), y toda una serie de configuraciones adicionales: amplificador a válvula, canales 7.1 virtual y tres tipos de sala (pequeña, grande y auditorio).

Yo no he tocado ninguno de los ecualizadores, solamente he activado amplificador a válvula + clarity o potenciado los graves con BASS. ¿Qué vas a elegir tu?

La aplicación de música del Galaxy Tab S permite acceder al contenido a través de “carpetas”, tal como se ha copiado el contenido a la memoria del tablet: casi es preferible este sistema si no hay unas ID3Tags bien editadas.

¿Reproducción de video? El terminal es compatible con DivX, pero parece que únicamente cuando los archivos cuentan con sonido estéreo (2 canales): en pantalla aparecerá un mensaje en pantalla advirtiendo que no se puede interpretar el audio del video a reproducir. Para ver y escuchar películas DivX y MKV con pistas multicanal es preferible escoger una app de video alternativa a la incluida por Samsung: yo siempre recomiendo VLC o Reproductor MX, 100% compatibles con cualquier formato de video.

La pantalla del Galaxy Tab S 10.5  es de 2560×1600 pixeles, de forma que será necesario tener películas y series con buena resolución para que la definición de imagen no se vea afectada: la pantalla es de 10,5”, con lo que también será necesario una distancia de visualización de más o menos 2 palmos. En otras palabras, descárgate películas que no pesen menos de 1,5GB y series de no menos de 350MB (HDTV) o en torno a 1,6GB (alta definición 720p)

El Galaxy Tab S es un producto diseñado para disfrutar de una gran experiencia visual, aunque para ello es necesario contar con contenido de calidad o habilitar HQ en contenido almacenado en YouTube.

6. Internet, redes sociales, mensajería instantánea

Es uno de los apartados que considero necesita menos explicaciones. El Galaxy Tab S va a ser una herramienta ideal para estar merodeando en Facebook, descubrir fotografías increíbles en Flickr, trabajar con LinkedIn, leer todo lo que interesa con Flipboard o incluso contestar mensajes instantáneos con Line, Facebook o Hangouts. ¿Qué puedo decir?

La gestión de correo electrónico es una delicia, e incluso nos podremos acostumbrar a teclear sobre el teclado virtual en pantalla, que cuenta también con un sistema de introducción de caracteres tipo SWYPE, trazando lineas entre las vocales y las consonantes para deletrear las palabras.

¿Navegar por las páginas web? Esa será la principal función del Galaxy Tab S, y en eso tampoco nos va a decepcionar este dispositivo. En este tablet tendremos Google Chrome como explorador web instalado por defecto, a parte del propio de Android.

7.1 Rendimiento de la cámara trasera

El Galaxy Tab S parece heredar la cámara trasera implementada en el Galaxy S3 y S4 Mini, de 8MP de máxima resolución en fotografía, con autoenfoque y un único flash LED como apoyo para lograr iluminación extra.

De mi muestra de más de 50 fotografías a 6MP, los tamaños de archivo han oscilado ente los 2,2MB y los 5,1MB, según la composición de la escena. ¿Calidad? En mi opinión, este tablet tiene cualidades para utilizarse como cámara digital, y en general las escenas cuentan con equilibro en colores y definición: incluso me ha gustado el que podamos acercarnos bastante a un objeto y captar los detalles sin que obtengamos imágenes “ligeramente borrosas”. Pero lo que yo pueda decir no sirve tanto como el poder comprobar los resultados por uno mismo: pulsa aquí para acceder a mi álbum en Flickr dedicado a la cámara trasera del terminal.

La aplicación de cámara es bastante completa, con 5 modalidades de cámara adicionales, ajustes para el nivel de exposición y balanace de blancos, hasta 9 efectos de color, 3 modos de medición y activación/desactivación del estabilizador de imagen.

¿Fotografías panorámicas? El proceso de captura es excelente, sin errores, intuitivo y permitiendo detenerlo en cualquier momento una vez se obtiene la amplitud de escena deseada. La calidad de los resultados me ha sorprendido, esperaba alta resolución y baja definición, pero me he equivocado. Una foto de 360º de amplitud, de 12592 × 960 pixeles, ocupa un espacio en memoria alrededor de los 5,3MB. Pulsa aquí para ver una muestra original de ejemplo.

En grabación de video el Galaxy Tab S también se ha comportado, con una resolución máxima de 1920×1080 pixeles (FULL HD). Secuencias fluidas y nítidas que se almacenarán en memoria en formato MP4. Pulsa aquí para visualizar una muestra.

Se ocuparán unos 120MB de espacio en memoria por cada minuto de grabación en FULL HD.

7.2 Rendimiento de la cámara delantera

En fotografía, la cámara frontal de 2,1MP no tiene las mismas cualidades que la trasera, siendo una de las razones que la lente es más pequeña y absorve menos luz. En mi muestra he obtenido archivos cuyo peso ha variado entre los 624KB y 1,5MB, con una resolución configurada a 1920×1080 (la máxima, ratio imagen 16:9)¿Resultados? ¿Calidad? Pulsa aquí para comprobar por ti mismo que se puede esperar de la cámara frontal del tablet.

En mi opinión, el Galaxy Tab S tiene quizás más cualidades a la hora de grabar video con la cámara delantera, a una resolución máxima FULL HD. Pulsa aquí para visualizar una muestra tomada por mi mismo. 37 segundos grabados a 1920×1080 pixeles ocuparán 78,1MB.

8. Conclusiones

¿Buscas un tablet con Android? El Samsung Galaxy Tab S 10.5 “ tiene todo lo que vas a desear como herramienta para el ocio, con una pantalla con colores muy vivos y una autonomía de batería que superará tus expectativas.

¿Reproducir música? ¿ver tus series de TV favoritas? ¿Leer el último libro que se estrenó recientemente en las librerías? ¿Explorar Internet buscando información?

En mi opinión, el Galaxy Tab S es una sólida opción de cuantas hay actualmente en el mercado, un producto que no es especialmente pesado, y sí muy manejable, ideal para el día a día. ¿Algo que reprocharle? Lástima que no traiga un LED frontal para notificaciones y que no sea resistente al agua y a la suciedad.

BestHoice_byalexistechblog

 

Principales características Samsung Galaxy Tab S: pantalla Super AMOLED de 10,5″ (2560×1600), procesador x4 núcleos a 1,9Ghz+ x4 núcleos a 1,3GHz, 3GB memoria RAM, 16GB memoria interna + micro SD, cámara trasera 8MP + frontal 2,1MP, batería 7900mAh, BT/WiFi/DLNA/IrDA.

Puede ver el video de presentación del Samsung Galaxy Tab S:

 

 

One thought on “Opinión y Análisis Samsung Galaxy Tab S 10.5

Los comentarios están cerrados.