LG G3, Primer Contacto desde Londres

LGG3_evento_m

Ayer día 27 de Mayo de 2014, tuve el privilegio de ser de los primeros en vivir la experiencia LG G3, el nuevo y poderoso Smartphone destinado a hacer frente al Sony Xperia Z2, Samsung Galaxy S5 y HTC One M8. 

El evento organizado por LG tuvo lugar en un gran recinto de la ciudad de Londres, lo suficientemente magno como para poder disfrutar de los más de 100 terminales distribuidos a lo largo y ancho de multitud de mesas de exposición, donde brillaron los G3 y donde decenas de periodistas trataron de capturar los primeros pasos del teléfono en el competitivo mundo de la telefonía móvil. Miradas cómplices, ojos atentos, y los objetivos de cámaras de fotos y de video trataron de inmortalizar el diseño y la interfaz del nuevo buque insignia de LG, que recibió entre el público asistente muchos elogios y también algún que otro reproche. 

Tras una ajetreada mañana, con idas y venidas en un autobús al más puro estilo vintage, la expedición española desembarcó en el recinto “Battersea Evolution”, en el que grandes pancartas y staff con camiseta LG G3 esperaba la llega de periodistas de toda europa. Unos minutos después, apenas rebasadas las 6 de la tarde hora local, la presentación se iniciaba con un ruido y enérgico video de introducción: para entonces, solo había algo que me molestó, y a otros periodistas, la falta de acceso Wi-Fi para retransmitir desde Twitter y mandar contenido digital a las redacciones españolas.

 LGG3_evento_3 LGG3_evento_2

A pesar de que las especificaciones del nuevo terminal ya se habían filtrado hacía unas horas, faltaba la confirmación oficial de LG mediante el anuncio del terminal y de todas sus características. ¿Qué trae de bueno el nuevo LG G3?

Dos son las críticas destacables entre algunos de los presentes. En primer lugar que no cuente con certificación IP67 o similar, es decir, que el dispositivo sea resistente al agua y al polvo. En segundo lugar, se esperaba que el LG G3 tuviera un acabado metálico, y no un acabado plástico “con apariencia metálica”. ¿Son relevantes ambas carencias? En mi opinión, estás dos carencias no son relevantes a tenor de lo que se puede ver en algunos teléfonos de la competencia: el acabado metálico encarecería y haría más pesado el celular, y un certificado IP67 no creo que sea algo básico e imprescindible por mucho que marcas como Sony y Samsung apuesten por ello como algo que atraiga el interés del público.

Es más, creo que si hay características relevantes de las que hablar… esas son las siguientes. El LG G3 por fin nos devuelve algo básico, el uso de una tarjeta de memoria para ampliar la capacidad de almacenamiento, IMPRESCINDIBLE para cualquier individuo que quiera aprovechar el terminal como reproductor de música y video. De hecho era una de las debilidades del G2 de 16GB, su limitación en memoria.

Otro de los puntos relevantes es el uso de una batería extraíble, lo cual es toda una ventaja para los profesionales acostumbrados a exprimir tu móvil de empresa más allá de las limitaciones de una batería convencional. Pero esas dos claras ventajas del LG G3 también dan lugar a desventajas más o menos relevantes: al no ser un cuerpo en una sola pieza se reduce la integridad del terminal, siendo un cuerpo menos sólido (claro está, desde el punto de vista de ver caer el teléfono); no se puede optar por una solución de batería que aproveche aún más el espacio de la “caja”, y por tanto parece no poderse ir más allá de los 3000mAh. Esto último es lo que se obtiene con el LG G2.

Si nos quedamos en el apartado de batería y autonomía del dispositivo, LG mencionaba que se ha optimizado energéticamente el G3 a través de tres factores: adaptive frame rate, adaptive clocking, y adaptive timing control. Todo ello repercutiendo en hasta un 20% de ahorro energético, necesario para afrontar el incremento de la resolución y tamaño de pantalla en el G3. En mi opinión, hasta que no ponga a prueba el terminal con vídeos y juegos… no podré dar mi propia conclusión a cerca de estas implementaciones para ahorrar energía. 

La nueva generación de las “G Series” ha crecido 0,3″, para estar frente a un Smartphone de 5,5″ de pantalla, con tecnología IPS y resolución 2K (2560×1440 pixeles).  LG ha reducido en un 44% el tamaño del pixel.  ¿Resultado? Una pantalla simplemente espectacular , que lucirá como nunca los vídeos en FULL HD y las fotografías captadas con el G3 a máxima resolución . ¿Está el FULL HD obsoleto? Parece que sí. Por supuesto, con esa resolución de pantalla merece mucho la pena grabar video casero en UHD, 3840×2160 pixeles, para no perder un solo detalle de nuestra vida y de los que nos rodean.

LGG3_evento_4

El LG G3 trae la conectividad inalámbrica convencional para los tiempos que corren (NFC, BT y Wi-Fi), e incluso sigue apostando por los infrarrojos para dar una función de mando a distancia universal al G3. ¿Sabes que el G3 también traerá la tecnología SlimPort para conectarse a un televisor por cable? 

La potencia lo es todo en un Smartphone Android de gama alta, y por ello LG ha apostado por el procesador Qualcomm Snapdragon 801, con 4 núcleos a 2,5Ghz de velocidad de reloj. Más que suficientes para dar lo máximo en rendimiento general del teléfono y ofrecer una experiencia en juegos de alto nivel: juegos como el GT Racing 2 y el Asphalt 8 lucirán gráficos y una gran dosis de realidad en la pantalla 2K de 5,5″ del G3. Pero ha sido extraño ver que el teléfono se queda en 2GB de memoria RAM.

Si continuamos analizando el hardware del LG G3, es inevitable acabar hablando de una de las funciones por excelencia en los Smartphones de nuestros días, la cámara. Confieso haber esperado una resolución de 20MP o 16MP, pero finalmente solamente obtendremos una resolución máxima de 13MP. ¿Es lo mismo que veíamos en el LG G2? Pues no, y entre los motivos debemos tener en consideración lo siguiente:  la cámara del G3 tiene una apertura f/2.0, una capacidad de reacción de 0.276 milisegundos, y ya es posible capturar una imagen con un solamente pulsar sobre la pantalla.

Pero hay algo más que ayuda a mejorar y rentabilidad el enfoque de la cámara del teléfono, un sistema láser para obtener un autoenfoque más preciso y libre de imprecisiones. Ver para creer, y por ello quiero probar a fondo la cámara del teléfono, más allá de lo visto en la zona de demostraciones del recinto londinense.

¿Y qué se puede decir del diseño? El G3 vuelve a apostar por unos botones traseros, aunque está vez con un diseño un tanto diferente, y algo que no me ha dejado especialmente satisfecho es que el altavoz del teléfono está ubicado en la zona trasera del celular. En según que superficies se ahogará el sonido, por mucho que el nuevo G3 esté dotado por un altavoz interno de 1W de potencia. Y por si fuera poco, la nueva generación vuelve a confitar en un sonido de alta fidelidad gracias a la tecnología 24bits/192Khz: yo ya experimente la calidad de audio con el G2 y un juego de auriculares con acabados en madera. El G3 vuelve a estar diseñado para los amantes de la música, aunque personalmente hubiera apostado por un sistema de doble altavoz lateral, ya que las limitaciones de diseño impiden la ubicación de altavoces frontales.

 LGG3_evento_5 LGG3_evento_6

Para mí es imprescindible sacar provecho de un LED frontal, multicolor como en el LG G2, aunque no considero relevante el LED integrado en el botón central trasero. Volveremos a ver los botones de Android integrados en la interfaz, y el usuario podrá personalizar la disposición y el tipo de botones que puedan aparecer en pantalla.

¿Hay más cambios de los que hablar y que mejoran la percepción del G3 por parte de los periodistas y asistentes al acto de presentación de Londres? Sí, un cambio importante desde el punto de vista de experiencia de usuario: LG cambia la interfaz de usuario, modernizando los iconos, los accesos y la forma de presentar los elementos…. suavizando las líneas y ofreciendo algo más “sencillo”. También se ha aprovechado para mejorar la seguridad, implementar un sistema de alertas inteligentes (para sugerir asuntos pendientes, entre otros), mejoras en el acceso seguro al teléfono (Knock On incluido), y un teclado virtual QWERTY renovado para ser más preciso desde el punto de vista de reconocimiento de palabras y personalización.

En el apartado de accesorios, desconozco que tipo de auriculares traerá el LG G3, pero he podido comprobar que la nueva funda oficial ofrece una “SmartScreen” más inteligente que nunca, con mayor funcionalidad y control del G3: en cámara y reproducción de música incluidos, algo que ya echaba en falta con el LG G2.

Una cosa me ha quedado clara durante el acto de Londres, el LG G3 mejora la anterior generación y apuesta por los detalles para marcar la diferencia. ¿Cuáles son los tres puntos clave que yo destacaría del LG G3? Su diseño compacto capaz de albergar una pantalla de 5,5″, vuelta al uso de tarjetas de memoria (que ya se perdió con el Optimus G) y la implementación de un sistema de láser para mejorar el enfoque automático en la cámara de fotografías.

LG ha consolidado su presencia entre los grandes dispositivos de 2014, con un G3 capaz de rivalizar e incluso liderar en un proceso de decisión de compra.