Toshiba FlashAir, tarjeta SD con WiFi integrado

flashair_toshiba_11

 

Las memorias flash ya no son lo que eran unos años atrás, y lo digo por que productos como esta Toshiba FlashAir de 32GB  marcan la diferencia en uso respecto al dispositivo convencional.

Las cámaras digitales reflex, por poner un ejemplo, utilizan memorias SD para almacenar video y fotografía, contenido que luego se podrá trasladar a un PC con facilidad mediante un lector de tarjeta SD. Pero la cuestión es que quizás queramos trabajar o visualizar las imágenes antes de llegar a casa/oficina o sin tener que emplear un portátil o PC de escritorio.

La Toshiba FlashAir, con capacidad inalámbrica incorporada, solventa la necesidad de acceder inmediatamente al contenido generado con una cámara de fotografías. ¿Qué vamos a necesitar para estar tecnológicamente un paso por delante de nuestros amigos?

La Toshiba FlashAir, aparentemente igual que una tarjeta SD convencional, cumple el primer cometido de una memoria flash, para almacenar fotografías y video, con todo el buen rendimiento que se espera de una memoria Class 10 y tecnología SDHC. Pero la razón principal que puede hacer decantarnos por este producto es que en su interior viene integrada la tecnología inalámbrica Wi-Fi B/G/N para que, si lo deseamos, podamos compartir el contenido con cualquier dispositivo móvil mediante una red Wi-Fi.

¿Cómo es el proceso de compartir fotografía y video desde la tarjeta FlashAir de Toshiba? Una vez sacamos la tarjeta de la caja, la insertamos en nuestra cámara digital y tomamos tantas fotografías como queramos y necesitemos. Llegado el momento de ver las fotografías, no tenemos que retirar la tarjeta de la cámara sino agarrar nuestro Smartphone o tablet (dispositivo Android o iPhone/iPad/iPod Touch), descargarse la app FlashAir desde la AppStore o Play Store, y luego conectarnos a la red WiFi que la propia tarjeta de Toshiba va a generar.

La aplicación para móviles “FlashAir” de Toshiba es muy simple, y solo iniciarla nos muestra previsualizaciones de todas las fotos que hemos hecho con la cámara digital. Por supuesto podemos pulsar sobre las imágenes para verlas a pantalla completa  e incluso descargarlas a nuestro tablet o Smartphone con Android o sistema operativo IOS.

Las imágenes descargas al dispositivo móvil se almacenarán en una carpeta dedicada, con el nombre que hayamos definido para la tarjeta al configurarla por primera vez (el SSID). La aplicación móvil también permite abrir la imagen en una aplicación de edición de fotografías que tengamos instalada en el dispositivo Android o IOS (iPhone/iPad/iPod Touch).

flashair_toshiba_3-1

La aplicación móvil FlashAir permite configurar una contraseña de acceso inalámbrico y también definir un Pass-Through a Internet, es decir, introduciendo el SSID  (el nombre de red) y la contraseña de nuestro router podremos estar conectados simultáneamente a Internet y acceder a la tarjeta de memoria de forma remota: en resumen, no perderemos conexión a Internet al conectarnos la red WiFi generada por la tarjeta FlashAir de Toshiba.

Las fotografías se cargaran con gran rapidez en la pantalla de nuestro móvil, y también será veloz la descarga de la fotografía en la memoria de nuestro dispositivo portátil.

En definitiva, ¿Cuáles son las dos ventajas principales de la tarjeta FlashAir de Toshiba?

1. Acceso instantáneo a las fotografías tomadas con la cámara digital compacta o réflex mediante una conexión Wi-Fi, sin necesidad de intermediar con un ordenador. Vínculo directo entre cámara digital y dispositivo móvil.

2. El acceso por WiFi a las fotografías almacenadas en la tarjeta Toshiba FlashAir permite compartir contenido por 3G/4G a través de múltiples servicios online: una vez descargadas las fotografías al tablet o teléfono móvil IOS/Android.

3. Ganar en tiempo y productividad cuando se necesita tomar fotografías en un evento y, desde un PC o dispositivo móvil, tener que publicar las imágenes en Twitter/Facebook o cualquier otro servicio online.

 

Por supuesto, la tarjeta de memoria FlashAir de Toshiba también es perfecta para acceder a las fotografías y vídeos tomados con la cámara digital desde un ordenador con Windows o Mac OS X. Pero el acceso a los archivos se llevará a cabo desde el explorador web (Internet Explorer, Safari, Opera…): habrá que teclear http://flashair/ una vez conectados a la red WiFi que genera la Toshiba FlashAir.

Se puede navegar por el contenido almacenado en la memoria por carpetas, teniendo una previsualización de la imágenes y con un clic acceder a cada una de ellas para luego verlas de forma ampliada o reproducirlas en “modo presentación”. Por supuesto, para guardar las fotografías en el PC a penas llevará un par de acciones.

flashair_toshiba_4

Los aficionados a la fotografía, y especialmente los profesionales de los medios (por ejemplo), sabrán sacar el máximo partido a  la Toshiba FlashAir. A mí personalmente me ha sido de gran utilidad la tarjeta para tomar fotografías durante un evento con una cámara réflex, y  desde el PC, sin cables y de forma inmediata, poder acceder a las imágenes y compartirlas en Twitter o comenzar a prepararlas para un artículo: para mí ha sido un magnífico y útil descubrimiento esta tarjeta de Toshiba con capacidad WiFi.

Los profesionales serán más efectivos a la hora de manejar cámara y ordenador portátil, sin necesidad de quitar la tarjeta SD de la cámara y pudiendo tomar las fotografías sin perderse detalles del evento al que asistan: en ruedas de prensa, la Toshiba FlashAir es un compañero imprescindible.

flashair_toshiba_5

La Toshiba FlashAir de 32GB, Class 10 y SDHC, garantiza un rápido acceso a las imágenes y una alta transferencia de datos tanto a través de WiFi como copiando datos desde el lector de tarjetas SD del ordenador.

Quiero recordar que la tarjeta de Toshiba también se puede utilizar como unidad de almacenamiento para cualquier tipo de contenido (documentos, video, archivos de aplicaciones…), y que no solo podremos acceder a las imágenes guardadas por la propia cámara: es decir, se pueden copiar fotografías desde un PC y acceder a ellas a posteriori con la tarjeta insertada en la cámara.

Con mi MacBook Pro de 2010, 1,85GB en fotografías se han copiado en 3 minutos y 13 segundos a través del lector de tarjetas SD. 

Para terminar me gustaría resaltar la importancia de comprobar que tu cámara o equipo sea compatible con tarjeta SDHC: normalmente los dispositivos más nuevos, hasta 1 año y medio de antigüedad, son compatibles con esta variante tecnológica.

Toshiba FlashAir, un producto muy recomendado por su versatilidad de acceso. Disponible en Amazon.es por un precio aproximado de 52,95€ la versión de 32GB

Características técnicas adicionales:  standar WiFi IEEE802.11 b/g/n, seguridad de acceso WEP/TKIP/AES, 2g de peso, 32x24x2.1mm en dimensiones.