Un cargador de batería portátil

Cargadores portátiles para móvil: el regalo estrella del MWC

La necesidad de cargadores externos para poder llegar con el terminal funcionando al final del día pone de relieve un problema de agotamiento de la actual tecnología de baterías.

Ya se sabe que una de las “leyendas urbanas” del Mobile World Congress son los regalos que las compañías expositoras dan a los asistentes y, especialmente, a la prensa que acude a cubrir sus eventos. Bueno, vale, la verdad es que no es tan leyenda y algo -mucho- de verdad en ello. Y cada año nos encontramos con algún producto que se repite como obsequio en las bolsas y los bolsillos de los visitantes, además de los típicos pendrives USB.

Este año han sido los cargadores portátiles de batería para smatphones, que diversas compañías expositoras han repartido con su nombre y logotipo, en los estands que tienen en el Mobile.

Pese a que estos gádgets existen desde hace tiempo, ha sido solamente en este último Mobile cuando he visto que se han convertido en una moneda habitual para agradecer en especie la visita de un periodista o persona con otro perfil profesional a los estands de las empresas que cuentan con presencia en este show, lo cual me lleva a la reflexión de que los cargadores se han convertido en algo tan necesario porque las actuales baterías no cumplen con lo mínimo exigible de permitir que el móvil aguante por lo menos un día de actividad intensiva.

Tampoco voy a ponerme melancólico con viejas historias de los antiguos teléfonos a los que la carga de la batería les duraba una semana; los actuales smartphones pueden hacer mucho más, y esto conlleva un gasto de energía superior: mayor pantalla, más formas de comunicación (Bluetooth, Wi-Fi, NFC), y más horas trabajando con ellos porque podemos leer el correo electrónico (¡y responderlo!) o cotillear lo que hacen nuestros amigos y conocidos en las redes sociales.

Si la tecnología permite hacer más hoy, la de las baterías no ha evolucionado tan rápidamente, y a día de hoy nos encontramos que las baterías de 3.000 mAh. son las únicas que pueden aguantar razonablemente bien una jornada de trabajo completa, pese a que con un uso intensivo acaba siendo también insuficiente.

Desde hace tiempo existen tecnologías ‘alternativas’, pero por el momento no progresan, sea por tema de costes o por el consabido -y solamente supuesto aunque con fundamento- “a la industria no le interesa”. Tampoco les culpo: a buen seguro que la venta de baterías extra y cargadores portátiles aporta unos buenos beneficios a las empresas.

Todo esto explica la necesidad de los cargadores y que sea un regalo muy bienvenido por los asistentes, puesto que es en este evento donde todos los terminales son puestos a prueba.

La industria debería replanteárselo y empezar a apostar por dejar atrás la actual tecnología de baterías, empezando por incluir cuantos más miliamperios mejor en los próximos terminales, y a medio plazo invirtiendo en I+D para innovar, sobretodo, en este aspecto y ser capaz de proporcionarnos unas baterías capaces de aguantar perfectamente dos o tres jornadas de trabajo.

 

Copyleft 2013 Alexi’s TechBlog
Esta obra se encuentra sujeta a la siguiente licencia:
La difusión, reproducción y traducción de este texto se permite libremente en cualquier medio o soporte con las únicas obligaciones de mantener la presente licencia e incluir un enlace o referencia a la página en la que se encuentra el original dentro del servidor de Alexi’s TechBlog . En medios audiovisuales se requiere la cita al medio Alexi’s TechBlog