¿Cómo no hemos sabido nada hasta ahora de la venta de Motorola?

En el seno de una industria tan acostumbrada últimamente a las filtraciones que se demuestran ciertas y que han permitido, por ejemplo, que se supiera casi todo del iPhone 5S y 5C antes de su presentación pese al tradicional secretismo de Apple ¿cómo puede ser que nadie haya filtrado nada en los últimos meses de una negociación que no ha podido ser hecha de un día para otro?

Imagen del usuario RestrictedData en Flickr bajo licencia Creative Commons

Imagen del usuario RestrictedData en Flickr bajo licencia Creative Commons

Pues la respuesta a esta pregunta es, en realidad, muy simple: mientras que en la concepción, diseño y fabricación de un smartphone (u otro gádget) se necesita un gran número de personas y, por lo tanto, aumentan las posibilidades de filtraciones, para una negociación empresarial de este tipo se necesita un equipo muy pequeño, siendo posible con dos personas, un representante de cada parte.

La cadena de concepción y diseño de un smartphone y, sobretodo, la de montaje, requieren de centenares e incluso miles de personas. Comentarios a amigos, a amigos de amigos, e incluso a periodistas a cambio de una cierta suma de dinero o por el simple hecho de poder decir “esta noticia se ha sabido gracias a mi” son tentaciones demasiados grandes como para que alguien no caiga en ellas. La seguridad, siempre tan fuerte como el más débil de sus escalones, no siempre puede controlar todos los factores en juego.

Además, en el caso de los smartphones, a las compañías fabricantes les interesa que haya filtraciones de sus proyectos de futuro para fomentar lo que se conoce como buzz o rumorología, ya que esto les permite pulsar la reacción ante las novedades que van a introducir así como empezar a generar interés sobre el futuro producto, por lo que no es de extrañar que sean las propias compañías quienes lo permitan e incluso lleven a cabo dichas filtraciones.

En cambio una negociación empresarial es de un cariz totalmente diferente, y al hecho de que es conocida por un grupo enormemente más restringido de personas, hay que añadirle que no interesa que se conozca fuera de este cenáculo.

Incluso, y aunque se hubiera puesto un detective tras los pasos de todos y cada uno de los altos directivos de Google y Lenovo que han participado en las conversaciones, es posible que no nos hubiéramos llegado a dar cuenta de que estas tenían lugar, pues les habría sido relativamente fácil aprovechar el encuentro en ferias y congresos especializados del sector para reunirse discretamente y sin sospechas, como lo hacen con muchas otras empresas.

 

Copyleft 2013 Alexi’s TechBlog
Esta obra se encuentra sujeta a la siguiente licencia:
La difusión, reproducción y traducción de este texto se permite libremente en cualquier medio o soporte con las únicas obligaciones de mantener la presente licencia e incluir un enlace o referencia a la página en la que se encuentra el original dentro del servidor de Alexi’s TechBlog . En medios audiovisuales se requiere la cita al medio Alexi’s TechBlog