¿Ha muerto el 3D?

La nula actividad en cuanto a presentaciones de televisores 3D en el CES ha hecho sospechar a más de uno sobre la muerte comercial de esta tecnología, pero lo más probable es que los fabricantes estén buscando la mejor manera de ofrecer visualización sin necesidad de gafas y en gran calidad para relanzar sus ofertas.

Niños viendo contenidos en 3D en un televisor que necesita gafas especiales. Imagen gentileza de LG

Niños viendo contenidos en 3D en un televisor que necesita gafas especiales. Imagen gentileza de LG

Las tendencias en materia de televisores en el recientemente celebrado CES (Consumer Electronics Show) fueron claras: pantallas curvas y UHD (Ultra Alta Definición, por sus siglas en inglés), dando por descontado que un televisor actualmente debe estar dotado de una parte de ‘inteligencia’ (smart TV). Ningún anuncio -por lo menos no que trascendiera en gran medida a la prensa- relacionado con tecnologías 3D, a diferencia de años anteriores.

¿Qué ha pasado con la prometedora tecnología 3D que parecía destinada a conquistar las salas de estar de nuestros hogares? De hecho, sí hubo algún anuncio relacionado con la tecnología 3D, cómo el de Vizio, que anunció que dejará de lado dicha tecnología para centrarse en otras. Esto ha sido interpretado por muchos cómo un síntoma de la muerte del 3D doméstico.

Las producciones cinematográficas tampoco ayudan mucho; si hace algunos años nos topamos con una auténtica avalancha de producciones que echaban mano de las tres dimensiones como recurso para ofrecer espectacularidad y captar público, lo que nos encontramos ahora es, como máximo, versiones 3D de producciones que no utilizan este formato como principal gancho de promoción.

Precisamente, el gran talón de Aquiles del 3D doméstico es la falta de contenidos y, a su vez, esta se debe a los precios de los equipos que solamente se pueden permitir las grandes productoras y cadenas televisivas. ¿Les sale a cuenta a estas emitir en 3D?

Pese a que los contenidos grabados y emitidos en dicho formato son compatibles con televisores que no son 3D, naturalmente el objetivo es que lleguen a televisores que soporten perfectamente la tercera dimensión, los cuales representan a día de hoy un porcentaje mínimo en los salones de los hogares de todo el mundo. Es, por lo tanto y actualmente, un gasto no justificado y, a la vez, un pez que se muerde la cola: no hay contenidos, no hay interés; no hay interés, no hay inversión; no hay inversión, no se producen contenidos, y así indefinidamente.

¿Tiene futuro el 3D más allá de esta situación actual? Si la entendemos como algo puntual, es posible. En primer lugar, la tecnología avanza en el sentido del 3D sin gafas. Es probable que en un periodo que va desde unos meses hasta unos pocos años, todas las salas de cine cambien a una nueva tecnología que les permita mostrar 3D sin que el público necesite ponerse unas gafas, algo siempre molesto.

Con el cambio en la tecnología es probable que vivamos un ‘revival’ en el interés por la tecnología 3D y, con ello, nuevas apuestas de fabricantes como LG, Samsung, o la misma Vizio que ahora están investigando soluciones para ofrecer la mejor calidad de visualización sin necesitar el uso de gafas.

Una vez presentados y lanzados al mercado estos nuevos televisores 3D con calidad mejorada, aumentará el interés por parte de los consumidores y, con él, es probable que también los contenidos.

Si tomamos la “revolución 3D” como algo imparable, debemos considerar que la situación que hemos manejado hasta la fecha es solamente una pequeña piedra, un paso inicial en la evolución de una tecnología a la que todavía le queda camino por recorrer y, por ello, es víctima del fenómeno early adopter, habiendo sido abrazada solamente por un porcentaje de población muy pequeño, aquella que busca siempre estar a la vanguardia de las tendencias tecnológicas.

En resumen, si nos cuestionamos por el estado de salud del 3D doméstico, debemos concluir que este se encuentra en una fase de letargo mientras se investiga una forma mejor de salir al mundo. Y es entonces cuando despertará.

 

Copyleft 2013 Alexi’s TechBlog
Esta obra se encuentra sujeta a la siguiente licencia:
La difusión, reproducción y traducción de este texto se permite libremente en cualquier medio o soporte con las únicas obligaciones de mantener la presente licencia e incluir un enlace o referencia a la página en la que se encuentra el original dentro del servidor de Alexi’s TechBlog . En medios audiovisuales se requiere la cita al medio Alexi’s TechBlog