Las steamboxes se perfilan como competidoras de las videoconsolas

El CES ha visto la presentación de un buen número de computadoras concebidas para utilizar junto a un televisor en la sala de estar con el sistema operativo de Valve.

La steambox de Alienware

La steambox de Alienware

En su conferencia de prensa en el CES, la productora y distribuidora de videojuegos Valve mostró por primera vez una serie de prototipos de computadoras -más de una docena- de partners que ejecutan su plataforma software Steam OS, concebidas tanto en aspecto como en funcionamiento para trabajar como videoconsolas domésticas conectadas a un televisor en el salón del domicilio.

La estrategia de Valve ha sido ir paso a paso a la conquista de los gamers de PC, empezando con una serie de buenos juegos, luego con el sistema de distribución Steam y, finalmente, creando su propio sistema operativo (Steam OS) basado en GNU/Linux y dedicado prácticamente en exclusiva a la ejecución de Steam y los videojuegos que lo acompañan.

Ya sea para promocionar a Steam OS o como verdadera razón de su existencia, Valve ha mostrado su rechazo a Windows 8 públicamente, afirmando desde la dirección de la compañía que vé mejor a GNU/Linux para los videojuegos que al nuevo sistema operativo de Microsoft.

Y el último paso en esta estrategia de dominación mundial es el hardware. Paralelamente al lanzamiento de la beta pública de Steam OS, Valve también abrió un programa de certificación de máquinas para la correcta ejecución de Steam OS. Estas máquinas reciben el nombre genérico de Steambox (caja de Steam), y en el CES se han presentado los primeros prototipos, alguno de ellos de la mano de fabricantes tan importantes como Dell, que mostró una máquina bajo su firma de gaming Alienware.

Incluso la misma Valve lanzará probablemente una Steambox bajo marca propia al mercado más adelante, algo que podría provocar las suspicacias del resto de partners en su recientemente creado ecosistema.

Un punto en común que comparten estas máquinas es el Steambox Controller, un mando para juegos dedicado fabricado por Valve y común a todos los aparatos. Es de suponer que, con esto y el software común, Valve asegure una experiencia de juego única para todos los usuarios de estas máquinas aunque su precio, prestaciones y diseño sea diferente en cada caso.

El precio de estas máquinas parte de los 500 dólares, pero es que no solamente ofrecen una videoconsola; al trabajar governadas por un sistema GNU/Linux pueden ejecutar también toda una serie de software que en unos casos se encuentra disponible para las videoconsolas de la competencia y otras no.

En el primero de estos casos nos encontramos con navegadores web (Google Chrome, Mozilla Firefox,…) y reproductores de vídeo (VLC) o entornos Home Cinema (XBMC), mientras que en el segundo tenemos, por ejemplo, las suites ofimáticas (LibreOffice) y los programas de retoque de imágenes (The GIMP), por citar solamente algunos ejemplos.

Esto convierte las steamboxes en completas computadoras que, tras la sesión de juego, pueden ser utilizadas de forma más “productiva”.

En algunos casos, incluso contaremos con opción de arranque dual de sistemas operativos, con Steam OS como opción para juego, y Windows para productividad.

Al ser Steam OS un sistema operativo todavía en fase beta, sus especificaciones no están todavía acabadas, así como el soporte para hardware, de modo que por ahora solamente corre únicamente en computadoras con tarjeta gráfica NVIDIA, pese a que el procesador puede ser indistintamente Intel o AMD, eso sí, de 64 bits. El soporte para tarjetas gráficas Intel y ATI-AMD vendrá más adelante.

Se prevé que las primeras steamboxes en llegar a las tiendas lo hagan a partir de la segunda mitad de este año y, entonces, podremos empezar a responder a la gran pregunta que plantean: ¿podrán hacer sombra a las videoconsolas “de toda la vida” como la PlayStation y la Xbox?

 

Copyleft 2013 Alexi’s TechBlog
Esta obra se encuentra sujeta a la siguiente licencia:
La difusión, reproducción y traducción de este texto se permite libremente en cualquier medio o soporte con las únicas obligaciones de mantener la presente licencia e incluir un enlace o referencia a la página en la que se encuentra el original dentro del servidor de Alexi’s TechBlog . En medios audiovisuales se requiere la cita al medio Alexi’s TechBlog