Opinión Sony DSC-HX50, compacta y efectiva

sony_DSC_hX50_opinion

En un mundo en el que los Smartphones están cobrando un gran protagonismo en fotografía, cámaras digitales compactas como la Sony DSC-HX50 vienen a mostrar el porqué todavía merece la pena adquirir esta clase de productos, a fin de obtener unas fotografías con un nivel de calidad superior.

Desde el punto de vista del diseño y los acabados, la Sony DSC-HX50 es una cámara con una magnífica apariencia, donde el plástico y el metal se mezclan con gran sabiduría. Los acabados metálicos se concentran en los anillos que rodean la lente Sony G, en la mayor parte del frontal (excepto la empuñadura de goma, a la derecha), en el perfil izquierdo y zona de anclaje del flash externo: el resto, incluida la botonería, es de plástico.

Sony_dsc-hx50_3 Sony_dsc-hx50_7 Sony_dsc-hx50_9 Sony_dsc-hx50_10

Sony_dsc-hx50_14 Sony_dsc-hx50_6 Sony_dsc-hx50_8

nota: pulsar sobre la imagen para ampliar

En el perfil superior se encuentra una rueda de control con los diferentes modos de cámara, el mecanismo de zoom y botón de disparo, rueda de control directo para el nivel de exposición y botón de encendido/apagado de la cámara. La DSC-HX50 cuenta con un flash propio, que se abre manualmente mediante un botón dedicado, además de incluir un soporte para flash externo. En la zona trasera, Sony ha incluido el resto de botones de control propios de una cámara digital, a la derecha de la pantalla LCD de 3,5″.

En la base de la cámara se encuentra el compartimento para la batería de 1240mAh y la ranura para insertar una tarjeta de memoria de tipo SD o Memory Stick. En el lado derecho hay dos orificios para anudar la correa de mano incluida en el paquete de venta y una cubierta que esconde el puerto micro USB de la cámara.

En mi opinión, la DSC-HX50 de Sony, de 245 gramos peso, es una cámara digital compacta de atractivo y diseño y sólida terminación.

Si se echa un vistazo a la interfaz de usuario, puedo concluir que el manejo de las opciones de cámara resulta ser bastante intuitivo y fácil de descubrir con algo de uso: el botón “Menú” es el que nos descubrirá los ajustes principales sobre la foto relativos a efectos, resolución de salida para la imagen, definición de la imagen, ISO, balance de blancos, tipo de enfoque, medición… etc etc. Desde “Menú” también se acceden a los ajuste propios de la cámara, como el brillo de la pantalla, ajustes de la función video, formato de la tarjeta de memoria, idioma de la interfaz, sonidos…

En la DSC-HX50 tenemos una rueda para controlar la exposición, y un botón CUSTOM para que podamos controlar directamente la ISO, el balance de blanco o el tipo de medición (a configurar para una de las opciones). La DSC-HX50 es un producto con el que nos sentiremos cómodos, y que disfrutaremos desde el primer día.

¿Qué modo de cámara nos conviene más? Hay disponibles hasta 10 modalidades, aunque personalmente prefiero manejarme entre el modo “P”, muy automático pero con varios ajustes posibles; SCN, que incluye la modalidad HDR; el modo fotografía panorámica y el modo que tenemos que activar para grabar video en FULL HD/HD.

Yo suelo confiar en los ajustes automáticos, aunque es cierto que a veces realizo cambios sobre la modalidad de enfoque y sobre el nivel de exposición (rueda del perfil superior). La idea es que los que sepan menos de fotografía disfruten realizando capturas, y que los usuarios más aficionados disfruten de una cámara con un buen abanico de ajustes manuales.

¿Calidad de imagen con esta DSC-HX50? En mi opinión, la cámara de Sony proporciona unas imágenes con un altísimo nivel de detalle, definición y claridad, nada que envidiar a las cámaras híbridas. El zoom óptico es muy efectivo, y con acercamiento máximo disfrutaremos de unas tomas perfectamente claras: sin embargo, el zoom de x30 es ideal para no perder detalle alguno de lo que más nos interesa descubrir. En el siguiente enlace podrás encontrar nuestra colección de muestras a 10MP de resolución, http://flic.kr/s/aHsjLTHBqw

El usuario puede escoger manualmente la resolución que necesita para sus fotografías, pudiendo elegir entre 20, 10 y 5MP en ratio de imagen 4:3, y 15 o 2MP en ratio de imagen 16:9: en la modalidad de cámara “SCN”, solo contaremos con 20 y 15MP (4:3 y 16:9). Durante mis tests y análisis, he optado por fijar la resolución a 10MP, obteniendo unas fotografías de tamaño suficiente para mis necesidades: se traduce en una imagen de 3648×2736 pixeles.

¿Hasta donde llega el zoom óptico y digital? La mejor manera de ilustrar el alcance es a través de tres imágenes de muestra, que para el artículo voy a redimensionar (ir al álbum de Flickr para ver la imagen en su archivo original y sin edición). La imagen del medio se ha recogido con zoom óptico al máximo (30 aumentos), mientras que la de la derecha muestra la capacidad de la cámara con los 30 aumentos digitales adicionales. Al aplicar zoom digital, y llegar a un máximo de x60, la imagen muestra ya ruido pero con resultados bien claros: será importante mantener bien el pulso para mantener el enfoque del objeto, aunque bien es cierto que no obtendremos una imagen movida. 

Sony_dsc_hx50_zoom_muestra

nota: pulsar sobre la imagen para ampliar

Con el teléfono en modalidad “P”, y presionando sobre el botón de “Menú”, se pueden aplicar toda una serie de efectos sobre la imagen, entre los cuales se encuentran color parcial y acuarela: son los que más atractivos para mí.  “Color parcial” da un toque artístico, combinando una base en blanco y negro con elementos con color amarillo, azul, verde o rojo: un efecto de imagen muy a tener en cuenta para “salirse” de la fotografía estándar.

Sony_dsc_hx50_modo_acuarela

nota: efecto acuarela

Sony_dsc_hx50_modo_resaltar_color

nota: efecto de imagen blanco y negro con color escogido resaltado. 

La Sony DSC-HX50 cuenta con hasta 3 modos de medición y hasta 5 tipos de enfoque, siendo los que yo más he utilizado el “MULTI AF” y “AF de punto flexible”, este último para lograr un desenfoque de objetos presentes en diferentes planos.

Esta cámara cuenta también con hasta 4 modalidades de barrido panorámicosiendo HR (alta resolución) la que menos me ha convencido a efectos prácticos: en ninguna de las ocasiones he logrado terminar el barrido, obteniendo una captura parcial donde figuraba una zona oscura con el recorrido no capturado. STD, Wide y 360 son la modalidades que no me han dado problema, siendo necesario dar velocidad al movimiento para que no se detenga el proceso: si desplazamos el enfoque lentamente, es posible que la cámara detenga la captura y nos guarde una imagen parcial de la escena.

Con el barrido panorámico estándar obtenemos fotografías a 4912×1080 pixeles con una calidad de imagen muy correcta: eso sí, en escenas con desigual iluminación, el barrido panorámico deja sobre-expuestas las zonas más iluminadas (no hay compensación automática de la iluminación). Pulsa en el siguiente enlace para echar un vistazo a un ejemplo:  http://flic.kr/p/hfLpev

Desde el punto de vista de la post-edición, esta cámara solo permite recortar y rotar la imagen, y aplicar efecto “acuarela” o “ilustración”. Eso sí, algo que me ha gustado de la cámara es que podemos enviar las imágenes a través de Wi-Fi Direct a otro dispositivo compatible con la tecnología, ya sea una televisión, tablet o Smartphone de última generación. 

La Sony DSC-HX50, en mi opinión, nos proporcionará unas buenas secuencias de video en FULL HD, con magnífica estabilización de imagen cuando practicamos zoom. En mis pruebas he podido comprobar que la rectificación de enfoque, al cambiar de plano, es inapreciable. La óptica de Sony responde de forma eficaz y el mecanismo de zoom funciona tan suave como seamos capaces de controlar.

Las películas se almacenan en formato de archivo .MP4, y el peso de los archivos será de entorno a 86MB por cada minuto de grabación a 1920×1080 pixeles. En los siguientes enlaces puedes encontrar muestras de video: Video 1, Video 2

Como CONCLUSIÓN a este artículo de introducción, debo decir que esta cámara de Sony será una excelente elección para aficionados a la fotografía y para aquellos usuarios más exigentes que busquen calidad en las capturas. En mi opinión, la DSC-HX50 es una cámara completa en funciones, con interesantes efectos a aplicar sobre las escenas, y con un completo abanico de ajustes para quienes quieran ser más creativos a la hora de guardar sus recuerdos.

En el siguiente enlace puedes encontrar muestras de fotografías a 10MP de resolución, http://flic.kr/s/aHsjLTHBqw

La cámara digital Sony DSC-HX50 se puede adquirir a través de la web de Sony a un precio de 399€ (IVA incl)

Producto Recomendado